Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Dread Mar I

Alabanza al señor Jah

Cronista: Florencia Vizio | Fotos: Barbara Sardi

17 de Octubre, 2014

Alabanza al señor Jah

Con motivo de presentar su último y séptimo disco En el sendero, Dread Mar I hizo saltar a un Luna Park con entradas agotadas. 

En los días previos al recital, la noticia de que estaba todo vendido sorprendió al cantante antes conocido como Mariano Castro, quien lo hacía visible en sus redes sociales. Con apenas unos minutos de retraso, las luces se apagaron y el ritual dreadlock empezó.  “¿De qué me vas a hablar?”, fue el tema con el que eligió iniciar y a su vez es el primer tema de su séptimo y último disco. “Alguna vez, me tenía que animar a tocar con la guitarra delante de tanta gente”, dijo Castro, y en una especie de acústico sonó “Esquivando el surco”, una gran versión con la compañía de su banda. Todo se animó cuando se escucharon los primeros acordes de “No te asustes ahora”, el hit que no para de sonar en las radios y estar en las lista de éxitos de la aplicación Spotify.
 
Con un juego de luces único y una calidad sonora digna del Luna Park, la lista de temas continuó sin pausa hasta que Castro la interrumpió, “Quiero agradecer a todos los que están acá. Como saben, con lo último que se estuvo diciendo de mí, entendieron claramente lo que quise decir. Yo dije lo que sentí, estoy cansado de ver gente morir por cosas bobas. Gracias por aguantarme, pusieron el pecho por mí”. La referencia fue por el desafortunado dicho “A Cerati lo mató su ego”, que expresó con motivo de la muerte del ex líder de Soda Stereo, las criticas hacia el cantante fueron durísimas y aunque ya salió a aclarar lo que quiso expresar, se llevó consigo varios enemigos que aún no le perdonaron el comentario. 
 
El espectáculo se dividió en dos partes. Para los denominados fanáticos hiteros, la primera fue una decepción, porque fue dedicado a dieciséis temas de su última placa. Aunque parezca una elección un poco arriesgada, Mariano sabe que tiene un público fiel que se cantó los temas de principio a fin. 
 
Luego de un pequeño receso, en el que el cantante aprovechó para cambiarse de look y dejar sus rastas al aire, empezó la segunda parte con uno de los clásicos de la banda, “No convencerán”, y un sinfín de saltos y bailes irrefrenables preparó al estadio para una seguidilla de esas canciones que más gustan. “Más allá de tus ojos”, “Tu soldado”, “No corras”, “Buscar en Jah” y “Tú sin mí”. Para cerrar eligió “Nada”, el primer single que salió a la luz de su último trabajo, y se despidió lleno de agradecimiento con “Promesas”. 
 
Con Jah de su lado, Dread Mar I dio lo mejor de sí. El impresionante manejo de escenario del rastaman  acompañado por un equipo técnico que no dejó ningún detalle librado al azar, se congeniaron es un recital de más de dos horas y media lleno de profesionalismo. 
TODAS LAS FOTOS