Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Fisión

Planeta Alegría

Cronista: Ariel Andreoli | Fotos: Anabella Reggiani

24 de Octubre, 2014

Planeta Alegría

A pesar del calor, Fisión hizo bailar a todos los que se acercaron al Liverpool Bar al ritmo de su fiesta rock.

El pseudo verano porteño del fin de semana hizo sufrir a más de uno por su intensidad. Sin embargo, el Liverpool estaba colmado y a pesar de su paqueta ubicación -Palermo Hollywood querido, ¿entendés?-la cerveza a precio amigable ayudó a combatir la furia del calor y nutrió al público de energías necesarias para seguir la noche como debía ser.

La banda telonera Dual Cero calentó las tablas, sobresaliendo un bajista que hizo rugir su instrumento cada vez que se lo proponía. Con covers de AC/DC y Led Zeppelin, lograron la excitación de decenas de personas. Cuando el show de estos terminó, una variada lista de temas pop de los ‘90s y de los primeros años del 2000 (de Blur hasta Francisco Bochatón) funcionaban como una muy buena previa para un show tan festivo.

Pasadas las 23, Fisión subió para hacer “Ya lo oigo”, la canción que abre su último álbum, Bicharraco, editado el año pasado. Mientras la banda seguía tocando, los músicos arengaban a la gente que respondía con más efusividad cada vez que sonaba un nuevo tema.

Sin duda alguna, el verdadero protagonista de la noche fue su último disco, es por eso que sonaron canciones como “Palabras pesadas”, “Ahora que lo pienso” y “A tus oídos”. Además, de “Ángel Malo”, canción favorita del frontman Ignacio Osa, según confesó antes de hacerla.

La primera canción de su segundo álbum, Sacate las Zapatillas (2011), fue “Infinito”, en una versión muy alegre y que realmente enloqueció a todos. Pero el frenesí estalló cuando hicieron “Laport”, de su disco debut Fiesta Rock de 2009, ese himno al viejo rompecorazones uruguayo que actuó en tantas telenovelas. Banderas, cantitos, flacos en hombros, bailes, cabezas que danzaban por el aire, en síntesis, un quilombo divertido.

La alegría desbordaba por todos lados, a pesar del calor y el estar apretados. A los chicos de Tandil, esto les daba felicidad, y por eso no dejaron de agradecer a la gente del interior que los banca desde siempre y al público local que los adoptó como propios.

Para el final, dos nombres como “Florencia” y “Marsito” despidieron un concierto con el que ratificaron su buen presente. Sólo quedó tiempo para comentar que el primer fin de semana de noviembre se presentarán en la fiesta Kermesse del Uniclub, en el barrio de Almagro. Eso sí, para celebrar, decidieron hacer un tema más y se fueron bailando y haciendo bailar al compás de “Cumbia divina”.

A pesar del calor, quedó todo claro:  la fiesta debe continuar y Fisión es un gran anfitrión para lograrlo.

TODAS LAS FOTOS