Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Within Temptation

La Hydra de las tentaciones

Cronista: Fernando Canales | Fotos: Jose Fuño

26 de Noviembre, 2014

La Hydra de las tentaciones

La banda holandesa liderada por la vocalista Sharon den Adel, concretó un gran repaso de su carrera, pasando por varios estilos musicales de la mano de su nuevo disco.

Holanda hace un tiempo que dejó de ser sólo el país de la reina Máxima Zorreguieta; del consumo legal de marihuana y de la Selección que juega 4-3-3, casi porque así lo indica su Constitución. Su aporte a la parte más oscura, gótica y sinfónica del metal, ha sido clave con bandas como Epica, After Forever, The Gathering, Anneke van Giersbergen, Delain y por su puesto Within Temptation. Estos últimos vienen de lanzar el álbum Hydra, el cual los catapultó al puesto 16 del ranking Billboard, casi una rareza para el género. El nombre de la bestia mitológica de siete cabezas para el título va perfectamente de la mano con la cantidad de nuevos (y polémicos) sonidos que se animaron a explorar.

Apoyados en otra criatura de fantasía, en este caso la proyección de un dragón, y en la repercusión de su reciente placa, WT comienza su show en el Teatro de Flores con “Paradise (What About Us?)”, tema a dúo (virtual) con la talentosa Tarja Turunen, con la ex Nightwish lanzando su voz desde el video clip oficial. Pegados y transitando la frontera con el pop, suenan “Faster” y “Let Us Burn”. Tres temas nuevos para abrir, toda una declaración.

Corset negro, pollera y botas haciendo juego. Así se presenta la angelical Sharon den Adel ante su público y moviendo su mano al compás de las melodías muestra todo su carisma y su capacidad para transmitir emociones reales, creíbles. Pero su arma secreta es su voz (mezzo-soprano) que le da la libertad de saltar desde la tranquilidad de la percusión étnica de “Edge of the World”, a la exigencia lírica de "Jillian (I'd Give My Heart)" cantando sobre coros gregorianos lanzados desde los teclados de Martijn Spierenburg. Clímax total en Flores, ovación y respuesta: “Ustedes sí que tienen pasión, me dan escalofríos”.

La nueva apuesta de WT es jugada, determinante y algunos fans le dieron la espalda. Después de haber reversionado a Enrique Iglesias ("Dirty Dancer") y David Guetta ("Titanium") en su disco “The Q Sessions”, Sharon y compañía agregan a su setlist el cover, “Summertime Sadness” de Lana del Rey, con dos niñas sub ocho del público bailando en el escenario. A pesar de ser una gran interpretación, al ver a la sensible Sharon, madre de tres hijos cantando “Honey, I'm on fire I feel it everywhere”, es fácil pensar que la frase le queda mejor a la nueva chica pop…

Lo mismo pasa con “And We Run” y la participación del rapero Xzibit, al mejor estilo Linkin Park, y con "What Have You Done" logrando una balada bien a lo Nu Metal. La polémica está instalada, pero El Teatro disfruta del nuevo material, el grupo suena conciso con la dificultad de ser seis en escena y de tener que lanzar tantas pistas grabadas. No más palabras, señor juez. 

WT cierra una noche especial, después de haber regalado veinte temas, volviendo a su etapa más gótica con” Mother Earth”, el clasiquísimo “Ice Queen” y “Stairway to the Skies”. La realidad actual de los holandeses muestra dos cosas: que la voz de Sharon todo lo puede; y que el que no arriesga, no gana…

 

 

TODAS LAS FOTOS