Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Tan Biónica

Rockeros bonitos, educaditos

Cronista: Lucas González | Fotos: Gentileza: Prensa

07 de Diciembre, 2014

Rockeros bonitos, educaditos

Tan Biónica cerró su Tour Destinológico en el Hipódromo de Palermo y adelantó parte de su nuevo material.

Miles de personas, un campo cuasi embarrado –producto de una lluvia dominical precoz- y la despedida de un disco. Este era el panorama para la última fecha del Tour Destinológico, que tuvo lugar en el Hipódromo de Palermo, en el que Tan Biónica dio su última función para Destinología: un puñado de canciones que los hizo girar por todo el país llevando a cuestas un espectáculo a nivel internacional –con un precio de entradas relativamente accesible-. 

El comienzo, a modo de agasajo, fue con la proyección exclusiva del video de “Hola mi vida”, adelanto del material que están grabando. Luego, los integrantes del grupo recorrieron el aire del predio a bordo de un helicóptero para después descender en la zona trasera del escenario. Ese fue el primer vestigio de lo que iba a ser una gran noche.

Previa cuenta regresiva, el sonido crudo de “El huracán” –en una versión acotada- abrió la lista y pegado sonó “Vámonos”. De fondo la pantalla hizo las delicias de los presentes, lo que fue una constante durante toda la noche. “Buenas noches al piberío bionico”, fueron las primeras palabras de Santiago “Chano” Moreno Charpentier hacia su público antes de tomar posición en su piano para hacer “Loca”, en una versión más plácida que inevitablemente pierde contundencia ante la inmensidad del lugar, algo que se repitió en “Lunita de Tucumán”. El caso contrario fue “La suerte está echada”, en la que además hubo un prolijo solo del guitarrista Sebastián “Seby” Seoane o en “Mis Madrugaditas”, que a diferencia de la versión original se escuchó más rockera.

“Es hora de pagar deudas con el piberío”, admitió Chano cuando quedó únicamente acompañado por su piano sobre el escenario e interpretó “La ensalada” y adelantó parte de un tema que integrara el nuevo disco. La primer y única pausa fue de la mano de una versión remixada de “La Comunidad”, una cuenta regresiva, globos y el anuncio en la pantalla de que el próximo tema sería “Ciudad Mágica”. Y así fue que el primer corte que se conoció de Destinología convirtió al Hipódromo en una disco, algo que se reforzó mediante un espectacular juego de luces, confirmando que es una canción de estadios. 

Para “Música”, Chano compartió el micrófono con su hermano Gonzalo “Bambi” Moreno Charpentier, bajista del grupo. “Estos show son muy importantes porque nos hacen valorar todo el esfuerzo que hicimos”, remarcó Bambi antes de que comenzara a sonar “Arruinarse”, ese tema en el que el baterista Diego Lichtenstein deja su puesto para oficiar de MC. “Te vamos a extrañar, Destinología”, reconoció un exultado Chano para luego agregar: “Tus canciones van a quedar”. “Obesesionario en La Mayor” y “La Melodía de Dios” fueron las elegidas para cerrar la noche, mientras una lluvia de papeles dorados cubría todo el predio.

Tan Bionica dio por finalizado su Tour Destinológico con una fecha que, seguramente, quedará en el recuerdo de la banda. Una producción a nivel internacional, con un sonido impecable y una pantalla gigante que nutrió de color a cada una de las canciones, hizo que los miles de espectadores pudieran disfrutar del primer minuto hasta el último. Hoy en día y lejos de ser un fenómeno, la banda se muestra consolidada, encontrando en los hermanos Moreno Charpentier sus dos máximo pilares, y con un futuro que no vislumbra techo alguno.

TODAS LAS FOTOS