Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Airbag

Que sea por mil noches

Cronista: Fernando Canales | Fotos: Gentileza prensa

12 de Diciembre, 2014

Que sea por mil noches

La banda de rock/pop llenó el estadio Luna Park para la presentación de su nuevo disco Libertad, repasando sus diez años en la música con una actuación contundente y llena de mensajes.

Fotos: Jorx Martínez

Los Moura, los Ruiz Díaz, los Iglesias, los Aldana y los Cantilo, son algunos de los hermanos que dejaron su huella en el cemento fresco de la historia del Rock Nacional; lista a la que deberíamos empezar a sumar (les guste o no) a Patricio, Guido y Gastón Sardelli. Discutidos desde su origen adolescente cantando canciones sobre amores de verano, el trío de Don Torcuato siguió con su fórmula -esqueleto rockero con piel popera– y sobre todo, haciendo oídos sordos. Hoy, diez años después, la maduración llega a su punto más alto con cinco discos editados, componiendo temas para películas, con giras por Latinoamérica, teloneando a Noel Gallagher y con nominación para los Grammys Latinos incluida.

Los decibeles de los gritos femeninos se descargan cuando una cámara acompaña la salida de los Airbag desde su camarín para tomar posiciones y patear el tablero con “Naturaleza Muerta,” pasando por el glam de “Sube Sube (El peso del mundo)” comandada por la voz de Guido (guitarra-batería) que se adapta mejor, junto con su look, al estilo de principios de los 70.

A ver si se saben esta…” agita el grupo antes de tocar “La partida de la Gitana (Si te vas)”, el hit que los puso en boca de todos, donde Patricio tuvo problemas con su viola –que se repetirían durante el show obligándolo a cambiar constantemente de instrumento- dejándonos sin el solo metalero, con el bajo de Gastón tomando la posta.

Cuando hablamos del crecimiento del grupo, no sólo lo hacemos desde el punto de vista de sus triunfos musicales; con la experiencia y el pasar de los años, los Airbag ven las cosas desde otra óptica, tocando temas más adultos intentando dejar un mensaje. “Cae el sol” otro hit que cayó en las garras reversionadoras de la cumbia, refleja en su video clip el flagelo de la trata de mujeres. Gastón es militante de izquierda, activista social y animalista, y aprovecha para concientizar a su público de los problemas del medio ambiente con “Testigos de la destrucción": “Que este mensaje llegue a todos lados, porque con las canciones solas, no alcanza”, aclara.

Los Sardelli tienen esa capacidad de acelerar y frenar rápidamente la vorágine de sus conciertos con temas rockeros como “Fugitivo” originalmente con guitarras de Ricardo Mollo y “Libertad” con proyecciones de manifestaciones violentas en la gran pantalla. Haciendo bailar a todos con la onda disco de “Sonido Criminal”, o con sus baladas rompe corazones como “Por Mil Noches” y la híper-sensiblera “Navidad”, que provocó un mar de lágrimas en el Palacio de los Deportes.

“Hace diez años que elogian a bandas que no saben tocar…a ustedes le gustan las guitarras fuertes y están acá, porque les chupa un huevo lo que digan los demás”, escupe Patricio dejando en claro las cosas. Después tocaría el solo de “Preludio Obsesivo" de Rata Blanca (NdR, no fue alumno de Walter Giardino como se dice por ahí) para terminar de cristalizar sus palabras.

Para el final “Mi sensación” con explosión de papelitos y la frase “No sé cómo detenerme pero sé quién soy, mucho más que un puto sueño, que vos nunca alcanzarás”. ¿Más mensaje? Imposible. “Solo Aquí” y "Un día diferente” terminan la exitosa presentación de Airbag, que saluda a su gente con el tango “Por una cabeza” de fondo, aunque en el foto finish, hayan ganado por cuerpo y medio…

TODAS LAS FOTOS