Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Vudú

Alto voltaje

Cronista: Nahuel Perez | Fotos: Beto Landoni

13 de Diciembre, 2014

Alto voltaje

Los rosarinos dieron su último recital del año en Buenos Aires el sábado en Makena, con un despliegue sonoro impresionante, invitados, y una noche perfecta para transportarse al pasado con el poder del rock.

El mítico Willy Crook dejó el escenario de Makena con un clima lleno de misticismo y expectativa, una más que grata sorpresa para quienes llegaron más temprano. Una hora más tarde, los 220 voltios de Vudú galoparon briosos a lo largo de sus cuatro discos, acompañados por Claudio “Tano” Marciello, legendario guitarrista de Almafuerte.

Inmejorable alquimia entre los mejores exponentes del rock de los años 70’, los rosarinos abarcan en su estilo una gran lista de influencias, a la vez que sorprendentemente logran una identidad propia basada en la fuerza de sus riffs, puentes prodigiosos, solos demoledores y cortes vertiginosos, todo a lo largo de canciones de seis a diez minutos.

La voz de Ike Parodi, inagotable, hace vibrar en canciones como "Amaneces" del disco Sueños Eléctricos (2005). "En Muerte al rey", Nahuel Antuña deleitó con un delicado y breve solo de bajo. La guitarra de Willy Echarte resuena por todas partes, con solos, arreglos y riffs y la fórmula logra la reacción buscada con el ajustadísimo Mario Laurino en batería.

En canciones como "El Chacal", "Kiosco y porrón", y "Vino blanco", Antuña es la clave del éxito con arreglos y puentes que multiplican los dedos en el diapasón, mientras el resto de la banda, precisa y compacta, hizo explotar cada corte y cada cambio. La guitarra del Tano aportó la jerarquía y el dramatismo que se ganaron la ovación en "Los Fantasmas".

Con la película “That was rock” de fondo en la pantalla, Vudú cerró la noche con “Capitán Decibel” tras dos horas de electricidad sonora, el Tano en guitarra, Makena repleto, y la ilusión de volverse a encontrar en el 2015 con más de esta banda y su química setentosa, con los oídos zumbando y el corazón contento.

TODAS LAS FOTOS