Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Steel Pulse

Dos en uno, reggae de importación...

Cronista: Gentileza: Gaby Salomone | Fotos: Beto Landoni

10 de Noviembre, 2005

Dos en uno, reggae de importación...

Steel Pulse, una de las mejores bandas del género pasó por Buenos Aires, y se alzó con dos teloneros de lujo, Resistencia Suburbuna y Cafres, que calentaron Obras hasta el ingreso de los británicos que finalmente unieron en una noche,

Con el motivo de celebrar tres décadas sobre los escenarios, la banda británica calificada en su momento, por Bob Marley como “una de las mejores del planeta”, hizo pie en Argentina y debutó en Buenos Aires con su canciones de protesta en el estadio Obras Sanitarias. Si bien estaba previsto que Steel Pulse relizara dos presentaciones, por “problemas de montaje” se decidió unir al público en una sola, la del jueves pasado.

Con nada menos que 19 placas editadas desde sus comienzos a mediados de los 70s, y tras recorrer los cinco continentes, la banda de reggae más importante del Reino Unido desembarcó en las tablas de Nuñez para brindar un extenso y emotivo show de dos horas.

Los anfitriones del encuentro están entre lo mejorcito del reggae local, y esos fueron los chicos de Resistencia Suburbana y Cafres. Los primeros, hicieron un recorrido de diez temas entre los que sonaron “La unión”, “El león”, “Cultivar” y “FMI”, mientras el templo del Rock poco a poco se iba llenando.

Con la llegada de Cafres, el estadio estaba casi colmado, Bonetto y los suyos hicieron un despliegue de hits que fueron despertando en el público un simpático meneo que aumentaba como el humo del lugar ( Sabemos que el reggae siempre trae consigo perfume y sonrisas.) “Sueña por el hoy”, “El Romano”, “De mi mente”, fueon algunos de los que sonaron. El cierre del set, se consagró con “Si el amor se cae”.

A las 22, ya estaba todo listo, los instrumentos acomodados, las luces apagadas, el telón listo para correrse y la gente entonada. Luces emulando flashes se dejaron ver tras la cortina negra, y allí estaba la legión británica con David Hinds y sus extensas y prominentes rastas a la cabeza –en ambos sentidos- de la banda. Un sonido metálico y una voz electrónica diciendo “Searching...” marcó el arranque con el posterior grito del cantante: “Peeeeeople” y la ovación no se hizo esperar en un Obras colmado.

Así de sopetón, todo el reggae se hizo sentir desde los rincones hasta las entrañas con el tema “True Democray” endulzado con las magnificas voces de dos movedizas coristas morenas que no dejaron sarandear sus talentos a lo largo de la noche. Se vino “Roller Skates”, y el ritmo jamaiquino encarnado en los británicos fue subiendo la potencia hasta “Body Guard” y “Taxi Driver” entre la veintena de temas que sonaron.

Fueron casi dos horas de show, donde los británicos marcaron todo el peso de su versatilidad en estilos como blue beat, jazz, ska y rock steady, hasta el root rock reggae.
TODAS LAS FOTOS