Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Mike Stern

La gran fusión del jazz

Cronista: Juani Lo Re | Fotos: Gentileza prensa

20 de Marzo, 2015

La gran fusión del jazz

El guitarrista norteamericano Mike Stern volvió a tocar en suelo argentino en un concierto lleno de matices. Esta vez en formato de cuarteto, celebró un doblete en La Trastienda.

Fotos: Jorx Martínez

El reloj no llega a marcar las 21.30 y una larga fila espera, ticket en mano para entrar al boliche de San Telmo. De repente, un hombre ya entrado en años, de melena grisácea y un estuche de guitarra colgado en la espalda, se hace paso entre la gente saludando en inglés: “Hey! How are you!?”, provocando asombro y desconcierto. Era Michael Sedgwick, mejor conocido como Mike Stern. Fue tan inesperado como gracioso: ¡El tipo que estaban a minutos de ver en escena entraba junto a ellos por la misma puerta!

Minutos después, el telón negro que separaba escenario del público se abrió dando paso a la banda. Mike Stern, vestido con una remera y jean negros, tomó el mando de su usual guitarra Pacifica 1511MS. Apenas unas tenues luces ámbar aclimataban el escenario y las canciones. Lo demás, fue todo música.

El show se extendió casi dos horas. El repertorio contó en su mayoría con canciones de su último trabajo en estudio, All Over the Place (2012), y de su disco Eclectic (2014), en conjunto con el guitarrista Eric Johnson. Pero, como ya se sabe, las presentaciones de discos nuevos son sólo excusas para los músicos. Ellos sólo quieren tocar.

El cuarteto, bautizado como la Mike Stern Band, se complementa y respalda a la perfección. La banda cuenta con grandes leyendas del jazz-fusión, o como algunos prefieren llamarlo, jazz-rock: Bob Franceschini en el saxofón; Tom Kennedy en el bajo, y Dave Weckl en la batería.

El concierto arrancó con una poderosa versión de “Out of the Blue” de su última placa, que despertó ovaciones del público. “Hola a todos. Siempre es lindo volver a tocar en Argentina, especialmente en Buenos Aires”, saludó Stern y parecía que nada le podía borrar la sonrisa en su rostro.

El show siguió con la calma de “What might have been”, y la muy pegadiza “Wishing Well”, habitualmente interpretada junto a Eric Johnson. Hubo tiempo para que cada músico se luciera en lo que más sabe. La rotación de sonidos fue algo cotidiano a lo largo de la noche. Por momentos, el cuarteto se transformaba en un trío con mucho groove, prescindiendo de los vientos del saxo. Otras veces era el propio Stern quien se sentaba en una sillita para contemplar como su propia banda acaparaba la escena y arengaba al público. Un espectador de lujo.

Uno de los momentos más celebrados de la noche fue una dupla ¿improvisada?, entre Mike Stern y el baterista Dave Weckl escondiendo sus palillos y tocando con las manos. Sobre el final, un amague a los acordes de “Satisfaction” de los Rolling Stones, soltó la carcajada de varios de los presentes. Pero finalmente, el blues más rockero llegó con una versión aggiornada de “Red House” de Jimi Hendrix, que hizo estallar la ovación de los espectadores.

“Al final del mes tocamos otra vez aquí. Vengan, quizás toquemos el tema de los Stones entero”, bromeó Mike Stern, antes de despedirse entre gritos y aplausos y agradeciendo con una sonrisa que parecía eterna.  

TODAS LAS FOTOS