Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Lollapalooza

Fin de semana salvaje

Cronista: Lucía Fernández | Fotos: Anabella Reggiani

22 de Marzo, 2015

Fin de semana salvaje

Con un amplio panorama de la música alternativa, se cerró la segunda edición argentina del Lollapalooza.

El festival estadounidense desembarcó por segundo año consecutivo en el Hipódromo de San Isidro con un importante line up para la última fecha. Pedro Aznar, Alt J, Kassabian, Smashing Pumpkins, The Last Internationale, Kongos, Pharrell Williams, Bastille y el cierre a cargo de Skrillex fueron algunos de los elegidos para esta jornada.
 
Pharrell Williams fue sin dudas el más esperado de la noche. Comenzó su extenso repertorio con ''Come Get it Bae'', ''Frontin'' y ''Hunter''. Por supuesto no faltaron ''Rock Star', ''Lapdance'' y ''She Wants to me'', exitos de N.E.R.D (banda de rock  y hip hop alternativo que Pharrell formó junto a Chad Hugo y Shay Haley). 
 
La lista de covers fue extensa: ''Drop It Like It's Hot'', de Snoop Dog y ''Blurred Lines'', de Robin Thicke, se sumaron a''Get Lucky'' y ''Lose Yourself to Dance'' -fruto de su colaboración con Daft Punk- y ''Hollaback Girl'' de Gwen Stefani. Claro que para el gran cierre, Pharrel se reservó la tan esperada ''Happy'', demostrando que a pesar de las recientes acusaciones por plagio, es un verdadero hitman.
 
La gran revelación del segundo día fue Bastille, banda liderada por el cantautor Dan Smith. El cuarteto de Londres deslumbró al público con su corta pero contundente trayectoria. ''Bad Blood'', ''Laura Palmer'' y ''Overjoyed'' fueron parte del repertorio que el público coreó con énfasis. ''The draw'' fue acompañada con las manos en alto, formando el triángulo que estiliza el nombre de la banda: BΔSTILLE y Dan se dio el gusto de bajar del escenario, atravesar al público y trepar sobre el mangrullo donde la radio Metro trasmitía en vivo el festival. Su show debut en Argentina fue coronado con las pegadizas ''Of the Night'' y ''Pompeii''.
 
Por su parte, Pedro Aznar paso por el Main Stage 2, luego de Quique Neira y Fitz and The Tantrums, para jugar de local y entonar algunas de las pocas canciones que sonaron en español. ''Panteras de polvo'', ''Tu amor'', ''Quebrado'', ''Ya no hay forma de pedir perdón'' y la hermosa versión de ''A primera vista'', originalmente de Chico César, fueron parte del breve repertorio.
 
La banda indie ALT-J se presentó en el Main Stage 1 para repasar sus dos discos: An awesome wave (2102) y el reciente This is All Yours (2014). El trío encabezó la lista con ''Hunger of the Pine'', ''Fitzpleasure'' y ''Something Good'', e incluyó un cover del reconocido Bill Whithers, ''Lovely Day''. El público supo acompañar las canciones más conocidas de su disco debut: ''Matilda'', '' Tessellate'' y el gran cierre con ''Breezeblocks''.
 
Los ingleses de Kasabian tambien dieron el presente con un impactante show en el que no faltaron ''L.S.F (Lost Souls Forever)'' y ''Club foot'', singles que hace una década los catapultaron sorpresivamente a la fama. La lista comenzó con ''Shiva'' seguida de la tan conocida ''Bumblebeee''. El setlist incluyó también un cover de Fatboy Slim: ''Praise you'' y concluyó con ''Vlad The Impaler'' y ''Fire''.
 
The Smashing Pumpkins demostró ser la banda icóno del genero alternativo con una prolija presentación que inició con la recordada ''Cherub Rock''. Billy Corgan intercambió pocas palabras con el público que lo acompañó timidamente en grandes éxitos como ''Tonight, Tonight'', ''Ava Adore'' y ''1979''. Una maravillosa versión acustica  de ''Today'' sorprendió cuando el show parecía concluir, antes del cierre potente y definitivo con ''Zero''.
 
Los rockeros rebeldes de The Last Internationale atravesaron América para compartir las poéticas canciones de conciencia social que forman parte de su disco debut We Will Reign. El trío formado  por la vocalista Delila Paz, el guitarrista Edgey Pires y el reconocido baterista de Rage Against the Machine, Brad Milk, inaguró el show con el tema que da nombre a su reciente producción. ''Killing Fields'', ''Wanted Man'' y ''1968'' fueron parte de su acotado repertorio.
 
El cierre del Lollapalooza demostró notablemente que es un ámbito de convivencia de los más diversos generos. El ex vocalista de From First to Last, conocido por su nombre artístico Skrillex tocó casi dos horas con una imponente performance. El Michael Jackson del Dubstep tuvo el honor de cerrar las puertas del Hipódromo de San Isidro hasta el próximo año.
 
Dos jornadas a pleno, más de 24 horas de música y una concurrencia estimada en 140 mil personas fueron algunos de los números del Lollapalooza, ese festival creado a principios de los '90 por Perry Farrell que llegó a la Argentina para quedarse.  
 
 
TODAS LAS FOTOS