Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Kasabian

En la cresta de la onda

Cronista: Fernanda Miguel | Fotos: Barbara Sardi

23 de Marzo, 2015

En la cresta de la onda

Después del Lollapalooza, las bandas inglesas ofrecieron un sideshow en La Rural, una suerte de apéndice del festival para los que se quedaron con ganas de más. 

Luego de la cancelación de su visita en 2012, Kasabian tenía una gran deuda con el público argentino y esta vez saldaron por partida doble. A caballo de su quinto álbum, 48:13, la banda liderada por Tom Meighan arrancó, sin mayores sorpresas, con "Bumblebeee", a la que le siguieron "Shoot the Runner" y "Underdog", canciones con las que también abrieron su show en el Hipódromo de San Isidro.

La gente bailó y disfrutó de temas como "Eez-eh" y "Treat", pero no todo es dance, así que los muchachos no escatimaron en tirar el momento melancólico y con "Goodbye Kiss", calmaron un poco el clima. "Praise You", cover de Fatboy Slim y "L.S.F. (Lost Souls Forever)", concluyeron un recital de aproximadamente una hora y media de duración.

Un par de horas antes, pasaron por el escenario los integrantes de The Kooks. El primer día del Loollapalooza se llevaron una gran ovación, con un público completamente entregado a sus canciones, pero en La Rural sólo unos pocos fanáticos siguieron sus temas y le prestaron atención al show, ya que a los costados y al fondo, la gran mayoría de la gente estaba distraída con otras cosas.

De todas formas, la banda liderada por Luke Pritchard y su personalidad amable, ofreció un setlist armónico, en el que incluyeron temas de su último disco Listen. Para arrancar eligieron "Around Town", "Ooh La" y "It Was London". 

A la cita no faltaron canciones de su primer álbum, Inside in/Inside out (2006), como "She Moves in Her Own Way" y "Sofa song" y los de Brighton se despidieron con "Junk of the Heart" y "Naïve".

Las melodías inglesas están instaladas en nuestros oídos desde hace varios años y los ejemplos abundan. Bandas como Kasabian y The Kooks confirman que la mayoría de la música británica viene acompañada de prolijidad y trabajo constante para lograr un excelente sonido

TODAS LAS FOTOS