Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Vernon Reid

La vanguardia del jazz-rock

Cronista: Juani Lo Re | Fotos: Jose Fuño

18 de Abril, 2015

La vanguardia del jazz-rock

El guitarrista Vernon Reid presentó su power trío con un ecléctico show en el ND Ateneo.

Cuesta contar la cantidad de veces que Living Colour se presentó en nuestro país. Aquí jugaron de local en shows propios, festivales y hasta teloneando a otros artistas. En línea paralela a la del cuarteto, su guitarrista y fundador Vernon Reid fue desarrrollando una prolífica carrera como solista, y ya era hora de presentarla en vivo.

El inglés se presentó el sábado en un teatro ND Ateneo concurrido por la mitad, lo que permitía que la gente se paseara por el lugar tratando de elegir el asiento que mejor le permitiera apreciar el recital. Acompañado por Steve Jenkins en el bajo y Dana Hawkins en batería, ofreció un show de dos horas en el que desplegó su particular jazz-rock, navegando a través del funk y recostándose en la electrónica.

Fueron doce canciones, casi todas ellas dedicadas a héroes personales de Reid, en donde recorrió sus discos en solitario y algunos covers. A las 21.30 se apagaron las luces del teatro y el ex Living Colour, vestido con una camisa a cuadros y un gorro como quien gusta de la pesca, abrió el show con “Mistaken Identity”, quizás la canción más significativa de su época solista.

“Es hermoso estar de nuevo en Buenos Aires, su ruido y su tráfico me recuerdan a mi ciudad”, saludó Reid, añorando su Londres natal. Y ahí nomás dio paso a “Are you experienced?”, de The Jimi Hendrix Experience, dedicado a uno de sus héroes. Luego siguió “Afrerica” y “Time”, un blues que contó con un solo de bajo de Jenkins que remitió a nuestro querido Diego Arnedo.

Vernon Reid dio cátedra sobre cómo se puede tocar una guitarra. Con púa, con los dedos, con palanca, con pedal de efectos y hasta con una base electrónica desde una computadora. Aunque a veces abusaba de su habilidad de “tocar a la velocidad del sonido”, sus rápidos solos se llevaron varias ovaciones.

Siguieron “The Slouch” y “Thought Police”, y dedicó “Mind of my mind” a su escritora favorita de ciencia ficción, Octavia Butler. El londinense se mostró de buen humor y muy conversador durante toda la noche. “Mi esposa es como una monja zen. Mi casa está llena de estuches de guitarra y aún no se fue”, bromeó y de paso le envió a domicilio la tierna melodía de “G”. Y cuando sonó un celular del público, Vernon manejó la situación entre risas con un “si es para mí, dile que estoy ocupado”, para seguir con “The Projects”, canción de su primer disco, y “Voodoo Pimp Struit”, un track cargado de funk y misticismo.

Sobre el final, y como había anticipado en una entrevista pre-show, llegó el cover de Cream, “Politician”, en honor a otro de sus ídolos, Jack Bruce, para luego concluir con el único bis de la noche: una versión instrumental y muy extravagante de “Enjoy the Silence”, de Depeche Mode.

Ahora en su versión solista, Vernon Reid demostró una vez más por qué es considerado uno de los músicos más virtuosos con las seis cuerdas. La convocatoria limitada en el ND, invita a reflexionar si hay lugar en Buenos Aires para estos shows de vanguardia.

TODAS LAS FOTOS