Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

La Sobrecarga

El regreso

Cronista: Juani Lo Re - Gentileza prensa | Fotos: Nacho Boullosa

05 de Junio, 2015

El regreso

La banda ícono del dark de los 80, presentó su disco Cenizas del Tiempo con un show en La Trastienda Club.
 

 ¿Qué tan común puede ser para una banda editar un disco de estudio y presentarlo casi dos años después? No parece ser la media dentro de los grupos de rock nacional, pero sí es el caso de La Sobrecarga.  Luego de la muerte de su guitarrista Horacio “Gamexane” Villafañe en 2011, el grupo editó su tercer disco de estudio Cenizas del Tiempo (2013) y recién lo presentó en vivo la noche del viernes en una Trastienda a medio llenar.

La banda de dark rock, que teloneó a The Cure en 1985 en sus históricos conciertos en Ferro, se reagrupó con César Dominici en voz, Leonardo Martínez en guitarra, Lucas Castro en bajo, Emanuel Ugarte en percusión y Gustavo Collado en batería. En una hora y 45 minutos de música tocó su último disco casi en su totalidad e hizo un repaso por temas de sus placas anteriores.

A las 23.45 salieron al escenario con “Sentidos Congelados”, “Cenizas del Tiempo”, y “Tirá del Carro”.
“¡Buenas noches! Gracias a todos por venir de todas partes del país”, saludó Dominici, ante un público que había llegado de lugares tan diversos como Loma Hermosa y Bariloche.

Siguieron el repertorio “Ansiedad Oculta”, “Gritos”, y “Sombras Españolas”. La primera gran ovación de la noche se la llevó “Viejo Truco”, muy festejada por el público. Entre tema y tema, el cantante César Dominici cruzó chiste y chiste con Gustavo Collado, a quien un espectador se atrevió a gritarle “¡dale Azulejo!”, recordándole su etapa como el primer baterista de Divididos.

La segunda parte del concierto arrancó con “Mi propia carne”, seguido de “Haciendo el Día” y “Existe un mundo”, con gran protagonismo del bajista Lucas Castro, que acaparó buena parte de la atención con sus pasos de baile, entre saltos y movimientos pélvicos. Pero su bajo sonó muy bien y correctamente acoplado a la batería, que es lo importante.

Casi llegando al final, “Viajando” y “París” fueron muy cantadas por la gente, mientras un pequeño grupo saltaba frente al escenario. En los bises, Alejandro “Villa” Villanueva, de Duna, otra banda de los 80, sumó su guitarra y voz para “Cielo de Agosto” y para el cierre quedaron “El Gran Laboratorio”, la pegadiza “Condenado”, y el hit radial “Shock Eléctrico”. Y a pesar de que los nostálgicos presentes pidieron un tema más, el telón se cerró para no volver a abrirse.

Y un buen día, La Sobrecarga volvió a los escenarios grandes. El grupo presentó su último disco y dio un correcto show para unos pocos nostálgicos que, seguramente, no querrán esperar demasiado para volver a verlos.

TODAS LAS FOTOS