Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Pampa Yakuza

La vida es un carnaval

Cronista: Juani Lo Re | Fotos: Gentileza prensa

21 de Agosto, 2015

La vida es un carnaval

Pampa Yakuza continúa a pleno con la presentación de su última placa, El Placer de Ser, y el viernes por la noche brindó un colorido show en un Teatro Vorterix colmado.

                                                                                                                                Fotos: Diego Carnevale
 
Ninguna persona que haya asistido el viernes al teatro ubicado en Colegiales podrá negar que tuvo una noche de ritmos varios y mucho baile. En la previa, Paprika Reggae Ska hizo moverle los pies a más de uno y los chicos de Dr. Brown mostraron sus pegadizas canciones ante un público propio que ya los vienen siguiendo hace tiempo.

A las 21.15, Pampa Yakuza salió al escenario con Hernán Saravia y Federico Quiroga en voces, Gustavo Katz y Adrián Brunetto en guitarras, Ricardo Jahni en bajo, Gustavo Vitale en percusión y Ariel Viale en batería. “Hoy es ahora”, “Tóxico, próximo” y “Buscando sin esperar” abrieron el show, y de inmediato pudo verse el carisma y la buena onda de los músicos de Liniers. “Si vos estás” y “Sin imposibles” fueron las primeras canciones que sonaron del reciente álbum, El Placer de Ser

Los clásicos asomaron con “La mañana del mañana”, el reggae “Bla Bla Bla”, y “El Sol de los pobres”, con Juanchi y el “El Viejo” Amarilla de La Perra que los Parió como invitados. La euforia bajó un poco con la tranquilidad de “Dichos” y “Diluvios”, con Hernán sentado al borde del escenario. La familia yakuzera armó una ronda gigante a modo de fogón y los músicos vestidos de gauchos aparecieron en medio de la gente para tocar las chacareras “Paisano del Adoquín” y “El Elegido”.

Pero el carnaval llegaría sobre el final del recital. Nadie pudo resistirse a bailar en “Hagamos uno”, “Viejos Fantasmas”, “Que bien te va”, “Skapando a los 90” y “Brillante Sol”. Como es habitual en los conciertos de Pampa, el carnavalito “Juntos” comenzó la despedida y “Carnaval para tu desconsuelo” terminó con los músicos, una vez más, saltando y pogueando junto al público abajo del escenario.

Con su ya conocida fusión de estilos, que van desde el rock hasta la chacarera, pasando por el ska y el reggae, Pampa Yakuza brindó un divertido show de dos horas, renovando una vez más los lazos de amor con la su público.
TODAS LAS FOTOS