Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Vicentico

Primer Acto

Cronista: Juani Lo Re | Fotos: Beto Landoni

10 de Septiembre, 2015

Primer Acto

En el primero de su doblete en La Trastienda Club, Vicentico presentó las canciones de “Último Acto”, su nueva placa.

El flamante disco de Vicentico es un trabajo que contiene canciones nuevas, reversiones de clásicos e invitados con figuras destacadas de la talla de Willie Nelson en “Solo un momento”, Sly & Robbie en “Las Estrellas”, y hasta su mujer, la actriz Valeria Bertucellien “No te apartes de mí”. Por una razón casi obvia, estos artistas no estuvieron en el recital del jueves, donde el cantante ofreció un show de dos horas que alternó lo bailable con lo romántico. 
 
A las 21.30, Gabriel Fernández Capello salió al escenario con un look bien bohemio para entonar las primeras estrofas de “Ya no te quiero”. Su hijo Florián, guitarrista y cantante de Cállate Mark, acompañó a su padre en “Un diamante” y “La carta”. El público, algo frío al comienzo, recién se animó a cantar y bailar varios temas después.

El ex Fabulosos Cadillacs se mostró de muy buen humor y no paró de hacer chistes durante toda la noche. Como buen cuervo que es, no dejó pasar la oportunidad para recordar la victoria de San Lorenzo sobre Boca en el último clásico. Tampoco dejó de bromear y contestarles a las señoras que le gritaban desde las primeras filas.

El recital siguió con él solito en el escenario con la electroacústica colgada. Tocó un pedacito de “El aguijón”, respondiendo a un pedido del público, y una versión acústica de “No te apartes de mí”, esta vez, sin su esposa Valeria haciéndole los coros.

Luego se sentó al piano para tocar una nueva versión del himno cadillac “Demasiada presión”, y terminó ese soft set con “Siguiendo la Luna”, muy festejada por los fanáticos de su antiguo grupo. Una (muy) tranquila interpretación de “Algo Contigo”, de Chico Novarro, continuó con la velada, que repuntó con una caribeña versión de “Culpable”.

“El Cantante” de Rubén Blades, contó con un veloz solo de percusión y fue dedicada “a todos los cantantes, sobre todo a Héctor Lavoe y Andrés Calamaro, quienes supieron interpretar esa canción en sus discos de una manera hermosa”. Uno de los puntos más altos del show fue cuando sonaron “Paisaje”, “Último Acto” y “Esclavo de tu amor”; y amagó con despedirse en “Morir a tu lado”, y “Solo un momento”.

Pero aún quedaba un poquito más de show. Para los bises eligió “Las estrellas”, “Creo que me enamoré”, “Basta de llamarme así”, y las canciones más festejadas de la noche: “Los caminos de la vida” y “Vasos Vacíos”, que funcionaron como broche de oro del recital.

A sus 50 años, Vicentico vende miles de discos, canta con las figuras más destacadas de la música y su voz no parece sufrir el paso del tiempo. El show que brindó en La Trastienda fue clara prueba de que se encuentra en uno de los mejores momentos de su carrera.

TODAS LAS FOTOS