Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Tan Biónica

Lo prometido: una noche tremenda

Cronista: Lucas González | Fotos: Alan Guex

02 de Octubre, 2015

Lo prometido: una noche tremenda

Con una veintena de canciones, que incluyó gran parte de Hola Mundo, su disco nuevo, la banda culminó su cuarto y definitivo Luna Park.

 

Las luces se apagaron cuando finalizó “De música ligera”, la icónica canción de Soda Stereo. El Luna Park –el cuarto de la semana- estalló en una ovación al unísono. La ya clásica “Seven Nation Army” funcionó de antesala para que Tan Biónica –luego de pasar varios videos y un conteo- subiera al escenario. El último en aparecer, para delirio de la Juventud Biónica (JB), fue Santiago “Chano” Moreno Charpentier, quien micrófono en mano dio el pie para el arranque de “Tus Horas Mágicas”, de Hola Mundo, disco que presentaron en el Palacio de los Deportes.

Para “Ella”, fue invitada una sección de vientos, convirtiendo la composición una pieza más funky. “La manera que eligió para matarme” –la mejor de las nuevas-, sirvió de excusa para que toda la banda, a excepción del bajista, abandone el escenario. Así fue como Bambino, sentado al piano, tocó la emotiva “Pastillitas del olvido”. “Fue muy lindo lo que hiciste”, expresó Chano, una vez reincorporado a la par de su hermano. Juntos, también desde el piano, hicieron “I Think Ur A Contra”, de Vampire Weekend y “No me atreví a sugerirte que te mueras”.

 “A la carta”, así definió Chano el set acústico que dedicaron a interpretar las canciones que la JB pidió. Primero fue la melancólica y eficaz “Arruinarse”, seguida por“”Momentos de mi vida”. A continuación, sonaron “Lunita de Tucumán” –que se batió a duelo de ovaciones con “La ensalada”-; “El Huracán” –donde se dio el primer y único agite-; “Dominguicidio” y “El Duelo” –hit oculto-. Después, llegó el único corte en la noche, momento en el que el escenario se copó por bailarinas.

De vuelta en el escenario, la banda ejecutó una ráfaga de éxitos: “Vámonos”; “Hola mi vida” –con Brian Amadeus, guitarrista de Moderatto, el grupo telonero-; “Ciudad Mágica” –canción PRO por excelencia de los porteños-; “Música” –en la que Chano se acercó al espacio reservado para discapacitados y saludó a quienes ahí estaban- y “Un poco perdido” –en Hola Mundo la grabaron con Juanes-. “Gracias por la eterna e infalible compañía. Nos vamos con el corazón abierto”, reconoció el cantante sobre los últimos acordes de “Víctimas” –de lo mejor del disco nuevo-, para al fin concluir con “La Melodía de Dios”, himno de la banda.

Así pasó un nuevo Luna Park de Tan Biónica, el cuarto de la semana y el decimosegundo en su carrera. Y si bien la convocatoria no estuvo a tope, como si sucedió en sus últimas presentaciones en Capital Federal –Quilmes Rock; 2013, e Hipódromo de Palermo; 2014-, el espectáculo, tanto en entrega como en infraestructura, no mermó. Si Destinología sirvió para lanzar al grupo a nivel continental, Hola Mundo, disco que presentaron, promete ser la consagración regional del cuarteto. Mientras tanto, la Jotabé, ese grupo de “corazones nostálgicos” –como los describió el cantante- sigue inmerso en carnaval de tinte arrabalero.   

TODAS LAS FOTOS