Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Malón

El infierno de ayer, vuelve a empezar

Cronista: Fernando Canales | Fotos: Jose Fuño

11 de Octubre, 2015

El infierno de ayer, vuelve a empezar

El grupo de heavy metal llenó al Luna Park con una doble propuesta impresionante: festejar los 20 años de su fundación, y presentar su nuevo disco, Nuevo Orden Mundial.

Allá no hay que trabajar,
vive uno como un señor;
de cuando en cuando un malón,
y si de él sale con vida,
lo pasa echao panza arriba
mirando dar güelta el sol.

                            Martín Fierro.

Los versos de José Hernández nos pueden servir como referencia para contar los 20 años de historia de Malón. Porque acá en el heavy metal argentino, sí hay que trabajar (y mucho), si es que uno quiere subsistir y triunfar durante dos décadas. Porque sacar un disco con el packaging de Nuevo Orden Mundial grabado en Romaphonic, y masterizado en Nueva York por Chris Gehringer, no se hace echao panza arriba. Y porque como plantea Hernández, hay que ver si sale uno con vida después el ataque metalero que lanza este Malón…

Dos larguísimas hileras de equipos Marshalls, tres pantallas gigantes, dos rampas laterales y un corredor central para poder acercarse al público, era la infraestructura de nivel internacional que aguardaba al quinteto para una fecha histórica en la que iba a pasar por varios estadíos. Primero, la mezcla de brutalidad y emoción con los temas que recuerdan gran parte de la historia más negra de nuestro país. “Nido de Almas” puso la piel de gallina, con las proyecciones de los ex combatientes de Malvinas y el Tano Romano con una remera ilustrada con la Isla Soledad y Puerto Argentino, teñidas de celeste y blanco. Lo mismo pasó con “30.000 plegarias”, con la pantalla recordado el Golpe de Estado de 1976, y con la nueva semibalada “Fuiste y Serás”, dedicada a Niko Takara -ex violero de Simbiosis y ex compañero del baterista Pato Strunz- que sumó otra estocada sensiblera y audiovisual.

Durante el recital hubo espacio para lo nuevo, para lo viejo, y para continuar con el espíritu combativo que reflejan el sonido y las líricas del grupo. “Nuevo Orden Mundial” y la máquinas de matar, “Grito de Pilagá” y “La Matanza” recordando la masacre de indios pilagá en Rincón Bomba en manos de la Gendarmería; “Cancha de Lodo”, “Síntoma de la infección”, "Gatillo fácil", "Barbarie Colectiva", siguen reflejando la cruda realidad como siempre. A 19 años después de su última placa, Justicia o resistencia (1996), Malón puede seguir usando las secciones del diario para componer: policiales, sociedad, política, economía. Nada cambió.

Y por supuesto hubo tiempo para homenajear a Hermética y sus clásicos inolvidables. Claudio O’Connor, altanero, con una performance vocal impecable -aunque olvidó algunas letras- agitó con su inconfundible “¡Sí!”y le dio vida a, "Atravesando todo límite", "Vida impersonal", "Evitando el ablande" y “Tú eres su seguridad”, llenando de hermandad y recuerdo el Luna Park. El único punto flojo de la noche fue la cantidad de tiempo que la banda se tomó entre tema y tema, sacando el ritmo y dando chance a que la adrenalina bajara, algo que no pasó en los bises, donde todo fue al palo.

Malón dio un show de nivel internacional y agradeció a todos la fecha histórica. “Esto es algo que hicimos entre todos, porque tenemos su aguante, mirá donde llegamos viejita! Senteció Romano. Si José Hernández hubiera pasado por Madero 420, seguro, le hubiera dedicado unos versos.

 

 

TODAS LAS FOTOS