Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Muse

Híper Musec

Cronista: Fernando Villarroel | Fotos: Beto Landoni

18 de Octubre, 2015

Híper Musec

A pesar de los problemas de sonido, los británicos liderados por Matt Bellamy demostraron por qué son considerados una de las mejores bandas del mundo.

El show de Muse en Argentina era uno de los eventos musicales más importantes y esperados del año. ¿La razón principal? La presentación en vivo de Drones, el séptimo álbum de estudio de una de las bandas con mayor vigencia en el universo musical actual. La masiva concurrencia de público al Complejo al Río, en Vicente López,dio cuenta de la expectativa por ver sobre el escenario a Matt Bellamy, Dominic Howard y Christopher Wolstenholme.

Previo a la salida de los muchachos de Teingmouth, fue Utopiansla banda encargada de calmar las ansias de la audiencia con un show eléctrico y vibrante. Barbi Recanati y sus muchachos demostraron estar a la altura de las circunstancias, dieron una pequeña muestra de todo su talento ydejaron a más de uno con una sonrisa en el rostro; "Algo mejor", "Muertos vivos", "A veces" y "Allá voy" fueron algunos de los temas con los que deleitaron y sorprendieron gratamente a todos aquellos que los comienzan a descubrir.
El plato fuerte de la noche llegó tras los primeros acordes de "Psycho", track incluído enDronesque funcionó como música para los oídos de las fieras que estaban deseosas de poder rockear fuerte. "The Handler" y "Dead Inside" continuaron en un setlist que arrancó con mucha energía y varias de las pistas de su última placa; atrás siguieron "Hysteria" y "Apocalypse please" continuando con el ritmo progresivo y las guitarras poderosas; sin embargo, los problemas en el sonido hicieron que buena parte de la audiencia no pudiera disfrutar del todo la presentación.
La versatilidad de Bellamy como frontman, guitar hero y pianista quedó claramente demostrada a lo largo de un show que no conoció de interrupciones y que mantuvo a buena parte del público expectante de principio a fin. Otro momento clave fue cuando, sobre las pantallas gigantes, se proyectaron cronómetros con una cuenta regresiva que auspiciaron como perfecta escenografía para "Time is running out", aquella canción que desde Absolution -tercer álbum de su discografía- los catapultó hacia el centro de la escena global.
El cierre llegó con la interpretación de las melodías de "Knights of Cydonia" y, aunque todo el mundo se quedó con la sensación de querer seguir disfrutando del talento de los británicos aunque sea por algunos minutos más, todos sabían que el show había llegado a su fin. Un show que no defraudó desde la propuesta musical, pero que dejó a varios con un sabor agridulce por un sonido defectuoso en lo que fue la presentación una de las mejores bandas del actual universo musical.
TODAS LAS FOTOS