Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Boom Boom Kid

¡Suena Tremendo!

Cronista: Ariel Andreoli | Fotos: Diego Carnevale

24 de Octubre, 2015

¡Suena Tremendo!

Previo a partir hacia Japón, Boom Boom Kid llenó de canciones y energía a sus fanáticos que se acercaron a Groove para poder soportar la veda electoral, y dejó en claro que lo importante es disfrutar la vida.

Desde temprano se podía llegar al recinto palermitano: vendían comida, discos, remeras y hasta ¡Frisbees!  Además, previo a la banda, proyectaban una película. El arte en todas sus expresiones.

Poco antes de las 21.30, Carlos Rodríguez (o Nekro, o Boom Boom Kid,o Il Carlo, o todos juntos) salió con su banda para interpretar “Lo único feo es no tener por qué vivir”, lookeado con una camisa, un gorro de peluche y gafas, y haciendo delirar a la gente bajo una alegría tremenda. Siguieron canciones como “Tomar helado”, “Como caramelos de propóleo”, “Dónde”, “Jenny”, (el himno alterno) “I Do” y “Esos días” en un breve repaso de toda su discografía, tanto solista como en su etapa de Fun People (noventas y fanzines).
 
El tipo sabe cómo complacer a los que lo van a ver: baila, salta, corre, revolea (y desenchufa) el micrófono constantemente, y hasta es capaz de comerse una lista de temas. Eso lo convierte en un frontman súper carismático, capaz de desenfundar en sus fans las más lindas lágrimas, o provocar un mar de cuerpos inmersos sobre otros, haciendo mosh. Además, posee una banda que lo sabe acompañar, no para un minuto y toca con tanto frenesí y rapidez, que sorprende.

“El Hardcore es amor… ¡A la mierda con la supremacía del macho”, escupió con bronca pero con total sinceridad el cantante de rastas rubias, dando esos mensajes cargados de ideales que tanto le llegan a todos los que lo van a ver. Después de “Perfume de vos”,  piden que lo bajen del escenario, se mete entre la gente, rapea, salta, canta, vuelve al escenario. Baja nuevamente, pasea atrás de la valla y se para sobre ella, para total delirio de los fanáticos que se tiraban encima, para poder cantar junto a él.

Después de un set bien ruidoso y punk, de canciones como “Runaway”, “Feliz” y “Okey Dokey”, y siempre levantando la bandera de eterna adolescencia (pidió “No confiar en la gente de más de 30 años”), el solista oriundo de Campana empezó a despedirse.  

El ultra festejado “Por Argentinito” y “Dejame ser parte de esta locura”, le dieron el cierre musical a un set cargado de decenas canciones del ex Fun People en todas sus etapas. Sólo quedaba tiempo para un mensaje más, previo a las elecciones: “Me vienen robando a mí, a mis antepasados. Yo sólo soy una víctima. Triste aquel que piensa que alguien con micrófono los va a salvar: tengan cuidado, son muy peligrosos”. Y el remate fue aún mejor: “El mundo es de ustedes. Chau”, y se fue del escenario saludando a los presentes.

No hace falta saberse todas las canciones. Tampoco ser de una tribu en especial, porque en los shows de Boom Boom Kid podés ser como quieras. Lo que sí es imposible, es pasarla mal. La inyección energética es estupenda, y Nekro es uno de esos cantantes excéntricos que nadie debería perderse de verlo, aunque sea una vez. ¡Sayonara, BBK!
TODAS LAS FOTOS