Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

UB40

Volando alto

Cronista: Juani Lo Re | Fotos: Jose Fuño

08 de Noviembre, 2015

Volando alto

En su cuarta visita al país, UB40 sacó a relucir todo su repertorio cargado de clásicos y covers habituales en un show de dos horas ante un Luna Park repleto

Unas tenues luces sobre el escenario iluminaban una gigantografía de los tres protagonistas indiscutidos de la noche: Ali Campbell, Astro y Mickey Virtue. La imagen funcionó como un preludio de lo que sucedería a lo largo de dos horas de música. Con una puntualidad digna de los ingleses, los músicos de Birmingham subieron a las tablas cerca de las 21.15 con una versión instrumental de “Flyng High”. Pero los dueños del show se hacían desear un ratito más…

La aparición sobre el escenario de Campbell, Astro y Virtue desató la locura de un público nostálgico que rondaba los 35-40 años. Sin vallado que los separe, los miembros fundadores de UB40 sólo estaban a unos escasos metros de la gente.

De inmediato llegaron las interpretaciones de aquellos históricos hits que llevados al ritmo del reggae y el dub, hicieron tan exitosa a la banda: “Here I Am (Come and Take Me)”, de Al Green; y “The Way you do the things you do”, de The Temptations fueron sólo algunas de las primeras canciones.

A sus 56 años, el carisma de Campbell continúa intacto, y con su voz única, sus miraditas cómplices y pasos de baile se metió rápidamente al público en el bolsillo. El cantante sólo se limitó a unos cuantos “Buenos Aireeees” y “graciaaaas” cuando se dirigió a la gente. Fueron Virtue y Astro quienes se encargaron de provocar a la masa para griten y hagan ruido entre tema y tema.
 
A diferencia de sus co-equipers, Astro se tomó un tiempo para hacer una breve introducción a cada una de las canciones que interpretó. Así se llevó su ovación personal al cantar “Folitician”, un track con fuertes críticas hacia los funcionarios públicos ingleses que, a pocos días de elegir nuevo presidente, bien podría funcionar para nuestro país.

La hora de desempolvar todo el clasiquero de Aspen llegó sobre el final: “Rat in my Kitchen” y “Many Rivers to Cross”, de Jimmy Cliff hicieron bailar a todo el Templo del Box y luego la gran cantidad de parejas, muy tiernas ellas, se abrazaron al suave ritmo de “Can’t Help Falling in Love”, de Elvis Presley, que amagó la despedida.

Un solo de batería a cargo de James Brown, bien sincronizado con un juego de luces, abrió los bises. Los fans no perdieron oportunidad de cantar con toda sus fuerzas “Kingston Town” y el trío de frontmen dijo adiós con la clásica “Red Red Wine”, que aunque la haya compuesto Neil Diamond cada día es y será más de ellos.

A 37 años desde su formación, UB40 visitó por cuarta vez Buenos Aires y dejó su huella inamovible en un recital con aroma a Jamaica pero con sabor inglés.
TODAS LAS FOTOS