Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

De La Gran Piñata

Pronto serás un gran león

Cronista: Gentileza prensa | Fotos: Diego Carnevale

27 de Noviembre, 2015

Pronto serás un gran león

Entradas agotadas, himnos poderosos y profundos, y gran cantidad de pogos: De La Gran Piñata explotó en el Teatro de Flores.

TxT: Christian Peremartí

Treinta minutos antes de la medianoche, la banda se desconectó definitivamente del público. Las cortinas se cerraron y ya no había lugar para pedir un tema más. Sin embargo, los que todavía no querían irse citaban a "La historia de la mosca y la araña", tema del disco Viaje al centro de uno mismo (2012), y entonaban a coro “Qué lindas uñas che, te felicito che, pronto serás un gran león” a modo de despedida.

Lo que había pasado en las dos horas previas explicaba la excitación con la que se fueron todos del teatro. De La Gran Piñata había soltado un sonido potente y rockero que justificó los enormes pogos que se desataron en cada uno de los temas. Los fanáticos tenían tatuadas las canciones en la memoria, y esta tinta invisible cargada de sentimientos fue la causante de que los cantos fueran frenéticos.

Los juegos de luces estuvieron en sincronía con la música. Las mujeres perdieron la vergüenza y agitaban sus remeras subidas a los hombros de alguien que quizá no conocían hasta entonces. Se había generado una combinación de respeto y violencia de la buena, en donde todos se empujaban y cuando alguien se caía, recibía una mano solidaria que lo levantaba para volverlo a empujar.

Todo empezó sin previo aviso. Se abrieron las cortinas del mítico Teatro de Flores y el público se amontonó en medio del griterío sobre las vallas. Sin mediar palabra, la banda empezó el show tocando “Quizás así”, el tercer tema del disco Miércoles (2010). La potencia del sonido y la acústica del lugar dieron la sensación de que hubiese dos integrantes para cada instrumento.

“Estamos contentos. Sabemos que hay mucha gente que viene por primera vez y eso quiere decir que esto está creciendo. Nos vamos a tener que mudar”, soltó el cantante y guitarrista Darío "Panter" Giuliano. Todos interpretaron que esa noche quizá podía ser la última en ese lugar y empezaron a cantar: “Para Piñata, el Luna Park”.

El único invitado de la jornada fue Cristian Cary, voz y guitarra de La Triple Nelson, banda uruguaya que tocó de soporte demoliendo cabezas a todos los presentes que se acercaron temprano al lugar. A mitad del show y luego del tema “Introspectivo”, el baterista Alejandro Zenobi le pidió al público que se abriera para dejar un espacio que los dividiera hasta que sonó “Despertador”, y los opuestos se volvieron a juntar en un choque de cuerpos sincronizado.

Con epicentro en su trabajo editado este año, El equilibrio entre los opuestos, la banda que completan Lucas Martinez en guitarra y Nicolás Persig en bajo, repasó su discografía y a cinco canciones de terminar, el vocalista le pidió ayuda al público. Los presentes recargaron las gargantas y todos juntos interpretaron en forma de cover la canción “Sé vos”, de la banda Almafuerte. 

“Saltar y cuidar al de al lado. Esto es una familia. Si alguno se cae, se lo levanta”, dijo el cantante sobre el final del show. En el centro del teatro se formó un círculo y para cuando se escuchó la primera nota de “Residuos”, el último tema de la noche, el vacío se había vuelto a llenar por culpa de la última gota de chispa que quedaba en el público.

Con un público fiel, un sonido potente y letras para prestarle atención, De la Gran Piñata agotó su función en El Teatro de Flores y dio un paso más hacia un destino de masas que a esta altura parece inevitable.

TODAS LAS FOTOS