Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

El Kuelgue

Invasión de reptiles

Cronista: Juani Lo Re | Fotos: Jorx Martinez

28 de Noviembre, 2015

Invasión de reptiles

El sábado a la noche en el Teatro Vorterix, El Kuelgue presentó Cariño Reptil, su tercer disco de estudio. Fue un show con muchas canciones nuevas, clásicos, momentos delirantes y… ¡milanesas!

Grato momento es el que está pasando la banda del ¿cantante?, ¿comediante?, ¿actor? Bueno, del todoterreno Julián Kartún. Sus discos son elogiados por la crítica especializada y de a poco se hacen paso entre las bandas más entretenidas para ver en la variadísima escena local. El sábado agotaron las entradas del Teatro Vorterix en lo que fue la presentación oficial de su nuevo disco Cariño Reptil (2015).

La buena onda se notaba antes de que arrancara el show: la gente llevó globos de todos los colores, en la puerta pudo canjear su entrada por la nueva placa de la banda y además, ¡había personas repartiendo milanesas entre el público!

Con una escenografía que representaba una fauna silvestre, “Cariño Reptil”, tema homónimo del disco en cuestión, inauguró la fiesta ante los más de 1.500 asistentes. El público recibió muy calurosamente canciones nuevas como “Ayer Real” y “Lucho Gorrión”.“¡Bienvenidos al Teatro Vorterix, Asterix y Obelix!”, saludó con humor el tecladista Santiago Martínez, gran protagonista de los shows, que siempre le hace la segunda a Kartún.

Al igual que en el disco, invitaron a Rosario Ortega para cantar “La Fama” y “Rombo del Lago”, pero la angelical voz de la ex corista de Charly García se vio afectada por los constantes problemas de sonido que ensuciaron la primera mitad del repertorio.

“En Avenidas” y “Cinema” fueron las primeras canciones de Ruli (2013), su exitoso disco anterior, en donde el frontman pudo desplegar todo su talento escénico, que siguieron en “Sin Parangón” y la ya clásica “El Paraíso de los Perros”. En los recitales de El Kuelgue, ya son normales los parafraseos delirantes y movimientos exacerbados del actor de Cualca que tanto contagian al público.

Es común que al cantante se le sumen el tecladista Santiago Martínez y el saxofonista Pablo Vidal, quienes además de cumplir sus roles como músicos no dudan en sumarse a la fiesta reptiliana. Canciones como “Bossa & People”, “Dele Tiempo” y “Circunvalación” son claros ejemplos de esto, en donde todos se unen al final coreando “Sólo los Chicos” de Fito Páez.

Una divertida parodia del “niño predicador”, aquel video que se viralizó en YouTube hace unos años, sirvió de preludio para “Cristo es Marquitos Di Palma”. El tema estuvo acompañado de imágenes del mediático corredor de Turismo Carretera en la pantalla caleidoscópica colocada detrás del escenario. Los chistes sobre el presidente electo Mauricio Macri y el Papa Francisco también fueron una constante a lo largo de toda la noche.

Con el irresistible leit motiv de “cumbia sí, trabajo no”, la banda armó una bailanta gigante en la que intercaló canciones populares como “Una wacha piola” y “Bien loco” con “Cartonero de tu corazón” y “Negra Candombera” mientras se acercaba el final del recital.

Para ponerle moño a la fiesta nadie pudo resistirse a bailar “Tema del Verano” y “Clonasepan”. Y aunque el público pidió a viva voz “Wonderboy” y “Milanesa”, la banda prometió tocarlas en los shows veraniegos que darán en el Centro Cultural Konex.

El Kuelgue pasó por el Teatro Vorterix por segunda vez en su carrera y ofreció un show al que ya estamos acostumbrados: dos horas de canciones pegadizas y momentos delirantes para que todo aquel que pagó una entrada para verlos se haya ido con una sonrisa en su rostro.

TODAS LAS FOTOS