Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Turf

Volvió Turf: apostando de nuevo

Cronista: Lucía Fernández | Fotos: Gentileza prensa

06 de Marzo, 2016

Volvió Turf: apostando de nuevo

El Teatro Opera albergó a los testigos de un show que, además de rememorar el pasado, permtió saborear un poco lo que será la nueva etapa.

Fotos: Juan Manuel Plana

En 2014 Turf anunció su regreso después de haber estado ocho años separados. Luego de participar en el Movistar Free Music que homenajeó a Charly García, el reencuentro se concretó con un show propio el sábado por la noche. El cantante Joaquín Levinton junto a Leandro Lopatín en guitarra, Nicolás Ottavianelli en teclados, Fernando Caloia en batería y Tody Tapia en bajo volvieron a los escenarios para tocar las canciones que nos acompañaron en la primera década del nuevo milenio.

Sus hits, que son muchos, siguieron sonando a pesar de la separación. Sin embargo, el tema elegido para iniciar el concierto fue "Kurt Cobain" interpretado junto a las bailarinas que los acompañan en el videoclip de alta rotación. Le siguió "Panorama" de Una pila de vida (el primer disco de la banda editado en 1997) y el público demostró que no se trataba de espectadores novatos sino asiduos fanáticos que esperaban ansiosamente esta retrospectiva.

"No se llama amor" de Para mí, para vos (2004), despegó de las butacas a los pocos que aún no estaban de pie. En sólo diez minutos de show, la gente ya estaba eufórica acompañadando con los brazos en alto y moviendo la cabeza de izquierda a derecha para acompañar el estribillo tan pegadizo.

"Mambo" y "Cuatro personalidades", ambas del tercer disco Turfshow (2001), siguieron con el panomarama de complicidad y exaltación que prontó se desdibujó con "Siempre libre", canción homónima al albúm que editaron en 1999. La canción es buena y sumó al escenario a Coti Sorokin, productor del nuevo disco; pero la banda venía a ritmo acelerado y las melodías de este tema desencajaron rotundamente.

En la misma perspectiva llegó "La canción", otro tema del próximo disco, y el público fue acomodándose nuevamente en sus asientos. Este segmento pareció un desacierto pero luego se entendió que sólo fue un breve descanso para retomar el rock al palo con ‘‘Deja vu‘‘ y ‘‘Vade retro‘‘.

A la lista de hits se sumó "Magia blanca" y ya en los primeros acordes hizo que el público ponga en alto las manos con sus telefonos prendidos que acompañaban el ritmo. Claramente no fue intencional, parecía que ellos sólo querían inmortalizar el momento en un video, pero indirectamente surgió una cursilería sincronizada que quedó muy bien.

"Muchas gracias por estar de nuevo" y "Es un momento increíble para nosotros este regreso" fueron las pocas cosas que se habían dicho sobre la separación y el reencuentro hasta que llegó Cucho Parisi de Los Auténticos Decadentes para interpretar "Loco un poco" y se despachó entre risas con una declaración: "Se pelearon como mariquitas. Yo siempre banqué a Turf y siempre les dije que vuelvan. Con todo respeto por Poncho les dije: ¿Cómo puede dejar una banda así? Y ahora le pagan a un representante y yo no me llevé ni un peso", bromeó el auténtico decadente, quien se llevó un halago de Joaquín: "Cucho es el Axel Rose argentino", explicó el líder luego de interpretar junto a él la canción que perdió un juicio de plagio por ser una supuesta copia al Paz Martínez.

Con "La chispa de mi mente", Turf insinuó concluir la cita pero público sabía que faltaban un par de conocidas letras de amor despechado. Por eso, cuando se apagaron las luces y los músicos se ausentaron del escenario, permaneció de pie cantando: "Olé, olé, olé, olé, Turf" por más que este cantito no rimaba en absoluto. Tras un intercambio de luces, los espectadores disfrutraron de "No necesito amarte", "Día especial" y "Pasos al costado", canción que contó con la participación de Emiliano Brancciari, cantante de No Te Va Gustar.

"Muchisimas gracias, ahora que sí vamos llegado al final queremos llamar al escenario a todos los invitados del show" anunció Levinton y finalmente coronaron la lista con "Yo no me quiero casar, ¿y usted?", otro hit que nos regaló Turfshow, elegido como mejor disco del año en el 2002.

A caballo de unos cuantos himnos contemporáneos del rock nacional, Turf se sumó a las bandas que dejaron pasar agua bajo el puente y se reencontraron para demostrar que las enemistades no siempre son eternas.

TODAS LAS FOTOS