Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Gran Martell

Algo más que rock and roll

Cronista: Fernando Villarroel | Fotos: Barbara Sardi

13 de Marzo, 2016

Algo más que rock and roll

Gran Martell se presentó en The Roxy dando inicio a la temporada fuerte de recitales y sacudió la última noche de calor porteño.

Siempre es una buena ocasión para ir a escuchar rock. Mientras el verano comienza a apagarse, se enciende fuertemente la temporada de recitales y Gran Martell es una de esas bandas que propone algo diferente y tiene el atractivo necesario para poder reunir, en un lugar cerrado, a una buena cantidad de público en una de las últimas noches de calor porteño.  

The Roxy es el lugar elegido para el meeting rockero propuesto por el conjunto comandado por Jorge Araujo, Tito Fargo y Gustavo Jamardo. Este triunvirato con historia dentro del mainstream y el under de la escena nacional, arranca con lo que mejor sabe hacer: ejecutar sus instrumentos durante casi dos minutos, sin entonar ningún verso, generando un efecto hipnótico en la audiencia.

“Vete de mí, cuervo negro”, “Tierra de campeones” y “Perro por bozal” son algunos de los temas que integran el setlist de la velada. Araujo canta y toca la batería, y mientras él golpea los platillos y el bombo con su intensidad clásica, al mismo tiempo que entona las canciones, es imposible no pensar en Phil Collins o Dave Grohl y creer que lo que hace ex Divididos sobre el escenario es casi tan bueno e incluso, por momentos, superior a lo de sus enormes colegas.

Fargo es una leyenda viva, y mientras su antiguo compañero de ruta proponía para este fin de semana una multitudinaria misa en Tandil para sus fieles seguidores, él demuestra seguir eligiendo un mundo sin la estridencia de los grandes escenarios pero con el indudable compromiso de continuar con una auténtica búsqueda musical. Jamardo puntea su bajo con una precisión notable y pareciera estar viviendo un éxtasis propio al que viven los que hacen lo que más disfrutan en la vida.

La proyección del clip “Redes” sobre la pantalla gigante ubicada detrás de los músicos empieza a funcionar como despedida. El tridente suena con mucho power y da inicio a la temporada de recitales en capital con una presentación que sacude el polvo y demuestra que siempre es una buena ocasión salir a escuchar rock.

TODAS LAS FOTOS