Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Claudio "Tano" Marciello

Puesto en marcha

Cronista: Fernanda Miguel | Fotos: Barbara Sardi

26 de Marzo, 2016

Puesto en marcha

Claudio "Tano" Marciello volvió a despuntar el vicio solista en La Trastienda. Humildad y talento en una noche marcada por la calidez.

El guitarrista de Almafuerte se encuentra en pleno pos operatorio de una hernia inguinal, pero esto no fue un impedimento para que el sábado por la noche hiciera delirar a su público en el local de San Telmo. Para amenizar la previa, la banda Kossa Nostra brindó un set explosivo ante muchos seguidores ajenos y unos cuantos propios. En el momento que salieron el Tano y su poderosa banda, la gente reaccionó en forma de abrazo cálido. "Soy un luchador" y "Rock directo", del disco homónimo editado en el 2013, fueron las primeras de la lista.

En una entrevista brindada a este medio, el Tano declaró: "No soy un perfeccionista de la guitarra, disfruto de los pifies". ¿En qué momento pifiará?, es la pregunta. Cada riff fue festejado, como en "Libre de temor" por tan sólo poner un ejemplo. Su ida y vuelta con el público fue constante, mucho más reducido que el de Almafuerte, pero más cálido e intenso.

"Banderas rojas" y "Querido padre", del disco Puesto en Marcha editado en el 2001, anticipaban el final y demostraban las pocas ganas que tenía el público de retirarse. Hacia el final se escucharon "Vengo" y "Caballo negro", para despedir una noche que lo encontró feliz al guitarrista, pese a que, según él, le tiraban los puntos de la operación.

El Tano Marciello demostró una vez más que su faceta solista, más relajada y con un público más reducido, le sienta tan bien como cuando deja todo ante las multitudes con Almafuerte, y no son muchos los músicos que pueden convivir con esas realidades. En la misma entrevista, el guitarrista esbozó: “Es obvio que la convocatoria de un recital mío no es la misma que la de Almafuerte, pero lo disfruto de igual manera, como si estuviera tocando en mi casa o en un ensayo”. Con esa filosofía, brilló una vez más en La Trastienda.

TODAS LAS FOTOS