Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Valle de Muñecas

Cajita musical

Cronista: Fernanda Miguel | Fotos: Diego Carnevale

08 de Abril, 2016

Cajita musical

La banda presentó El final de las primaveras, su cuarto disco, con un show íntimo, lleno de melodías y buenos momentos.

El viernes está en su punto justo para escuchar buenas canciones. El clima en La Trastienda ayuda y con la apertura de El Principe Idiota, la gente se va haciendo amiga del escenario. Luego de un rato, aparece Valle de Muñecas, la banda liderada por Manza Esaín y que completan poderosamente Mariano López Guingauz en bajo, Lulo Esaín en batería y coros y Fernando Blanco en guitarra. "Las espadas del sol", "Una hoja en blanco" y "1000 kilómetros", son de la partida de un set list bastante completo. 

El indie se permite esos temas que le escapan a todos los hits, además de gozar de una libertad que no se ata a ningún parámetro establecido para triunfar. Las canciones de Valle de Muñecas, que en su mayoría tienen la pluma de Manza, son una máquina de disparar frases y cada una cuenta una historia, un momento y ahí es donde entra un juego creativo que se disfruta de principio a fin. 

Para muestra, llega "El final de las primaveras" y su frase: "Lo más sencillo es despedazar lo que queda en pie: los huecos en el placard, lo imperfecto, las dudas que hacen callar a los silencios"; o "Las cosas perdidas" no se queda atrás con este fragmento: "En la madrugada fugaz que se extingue antes de empezar, ciegos, en los brazos del sol, nuestro silencio, nuestro disfraz." 

La melancolía está presente en muchos temas, las melodías acompañan y la combinación es casi perfecta porque se trata de esa melancolía hecha a base de poesía y no de frases llenas de lugares comunes. Todo se conjuga arriba del escenario y el público también pone lo suyo. 

La banda continúa y se luce con "Insomnio", un tema de Lulo, quien también tiene la pluma afilada. Llega el momento de "La cura y el dolor", cuyo video fue grabado con una cámara Súper 8 que también está rondando por La Trastienda capturando momentos del show. Con "Gotas en la frente" parece que se termina todo pero la banda llega con tres bises que finalizan en una madrugada lluviosa con "Vamos al cine". 

Hace un tiempo largo que Valle de Muñecas existe y sobrevive en el under. La calidad de su música vuelve a estar presente en El final de las primaveras, que llega cuatro años después de su antecesor. Sea el tiempo que sea, es una banda que siempre se encuentra sólida, madura y por sobre todas las cosas, libre y con mucho para decir.

TODAS LAS FOTOS