Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Temple

Los alquimistas

Cronista: Juani Lo Re | Fotos: Jose Fuño

14 de Abril, 2016

Los alquimistas

Walter Giardino y Joe Lynn Turner se volvieron a juntar y dieron un show ideal para los amantes del hard rock y el heavy metal.

En la noche del jueves, la fila de motos estacionadas y las camperas de cuero daban un pequeño indicio de lo que iba a pasar adentro del Vorterix. ¿Quién iba a pensar que un encuentro casual entre dos figuras del hard rock en un aeropuerto iba a terminar siendo una gira imperdible para los fanáticos del género? 

Si Walter Giardino y Joe Lynn Turner fuesen una dupla delantera en un equipo de fútbol, podríamos decir que el primero es el que arma la jugada para facilitar que el segundo meta el gol y haga delirar a los fans.

Temple, banda formada por Giardino tras la separación de Rata Blanca en 1998, dio el puntapié inicial a la primera parte. Con Javier Barrozoa cargo de la voz, “Cacería” calentó los motores y el guitarrista de desplegó su virtuosismo en “Alquimia”. Cuando llegó el momento de su ovación personal, el alquimista agradeció y señaló su Fender Stratocaster como si ella sola hiciese todo el trabajo.
 
En la segunda parte, la más larga de la noche, la pantalla de led dejó entrever una luna que asomaba entre las nubes e indicó el momento en que Joe Lynn Turner tenía que salir a cantar.

Con un buen manejo escénico, el ex Rainbow comenzó a con “Spotlight Kid”, provocando el headbanging de todos los metaleros y la estela púrpura se pudo divisar en “Perfect Strangers”. A medida que Giardino ametrallaba notas a mansalva, casi se podía ver la sombra de Ritchie Blackmore detrás de él. “Fire in the Basement” fue la única canción que sonó de Slaves & Masters (1990), disco en el que Turner fue cantante de Purple.

Promediando el recital, el frontman se tomó un tiempo para felicitar a Deep Purple por su reciente entrada al Salón de la Fama del Rock n’ Roll. Para los ansiosos por los shows de Yngwie Malmsteen en Argentina (toca el 27 mayo en Groove), la dupla les regaló “Rising Force”. Para los bises quedó lo mejor: en el hard-blues “Long Live Rock’n Roll” todos revivieron a Ronnie James Dio haciendo los cuernitos y el final con “Burn” fue simplemente demoledor.

Walter Giardino sabe darse los gustos en vida: tocó con Tarja Turunen, Glenn Hughes, Graham Bonnet, Doogie White y ahora con Joe Lynn Turner. Lo mejor, es que esos gustos los siga compartiendo con sus fans.

TODAS LAS FOTOS