Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Las Pastillas del Abuelo

En consonancia con la lógica

Cronista: Redaccion El Bondi | Fotos: Nacho Boullosa

16 de Abril, 2016

En consonancia con la lógica

Lejos de cualquier paradoja, Las Pastillas del Abuelo llegó al estadio de Ferro y brindó un concierto de primer nivel.

Eran las 20:30 y las personas sentadas en la platea enfrentada al escenario imitaban una ola sincronizando sus cuerpos producto de la ansiedad. Cinco minutos más tarde se apagaron las luces. El murmullo y los gritos se dispersaron a lo largo del campo y cuando volvió la iluminación, los coloridos globos que se habían inflado en la previa ya estaban en el aire, al igual que el grito del Juan Germán "Piti"Fernández para interpretar “Rompecabezas de amor”, de su último disco Paradojas (2015).

En un escenario montado de espaldas a la Avenida Avellaneda, con tres grandes edificios de fondo que accidentalmente formaron parte de la decoración, Las Pastillas del Abuelo emprendió un viaje de tres horas que casi no tuvo pausas entre tema y tema. Durante el recorrido, el cantante y líder memorizó 30 canciones para regalarle a una multitud magnética que cantaba permanentemente. 

“Llegamos hasta acá juntos”, expresó Piti y durante la primera hora y casi sin respirar, el grupo se la jugó con una seguidilla de temas que repasó varios hits y que tuvo entre las canciones más cantadas a “Diosa de la transformación”, del disco Desafíos (2011) y “Desde la postura”, del disco editado en el 2006 que lleva el mismo nombre de la banda. 

Luego de una ráfaga de canciones, el show empezó a recibir invitados. Para arrancar, Oscar Righi, ex guitarrista de Bersuit Vergarabat, se sumó para interpretar “Peldaño”, del álbum Por colectora (2005). Un tema después, la banda se sentó junto al guitarrista Alejandro Vázquez en unas banquetas de madera para simular una escenografía de acústico, y de allí surgió “Gigantes”, tema del último disco.

Pasada la mitad del show, en un corte que fue necesario después de una intensa performance, un grupo de madres tomó el escenario para hablar de la marihuana como medicación para sus hijos que padecen de epilepsia. Además, alentaron al auto cultivo de la planta.

Después del receso los invitados siguieron participando. El ex tecladista de Los Piojos “Chucky” de Ípola acompañó para tocar “Ojos de dragón” también del álbum Desafíos. “Voy a necesitar refuerzos”, clamó Piti y presentó a Fernando Ruiz Díaz, líder de Catupecu Machu y al “Zorrito” Von Quintiero para interpretar juntos “Inercia”, canción de la última cosecha de la banda. Para terminar con los invitados, el "Chango" Spasiuk subió para hacer “¿Qué hago esperando un puto as?”, del disco Crisis (2008). Cuando “Creatividad” parecía que daba el final, los esperados “Vuelta de Tuerca” y “Viejo Karma”, decretaron el cierre de una larga noche que quedará en la memoria de la banda.

Las Pastillas del Abuelo coronó una noche en la que todas las vibras estuvieron a su favor. El premio del éxito fue una organización que simuló un show internacional, un sonido limpio y fiel, un público apasionado que ofició de corista y una lista de invitados de primer nivel.

TODAS LAS FOTOS