Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

GrisVioleta

Entre el pop y el rock

Cronista: Ive Brunello | Fotos: Diego Carnevale

20 de Abril, 2016

Entre el pop y el rock

GrisVioleta se presentó en el Velma Café y entre temas propios, covers e invitados, dio comienzo a una nueva etapa en su joven trayectoria.
 

Un miércoles a la noche puede llegar a ser insoportable, y el fin de semana inalcanzable. Eso pensó la joven banda GrisVioleta, que le ofreció a sus seguidores la dosis de música necesaria para cortar la semana de la mejor manera. Cerca de las diez de la noche, la gente ya había ocupado las mesas de Velma Café y, con sus cámaras y celulares en mano, esperaban al grupo liderado por Lucio Vattuone (voz), Mauro Ferraina (guitarra), Guido Lettera (batería), Román Diez (bajo y coros) y Leandro Zilberberg (teclados). 

GrisVioleta empezó el concierto con “Tantas cosas”, tema con incorporación de coros. Con un potente arranque de batería  sonó “Rolo”; al que le siguió “Mil acuarelas”, con vaivenes de pop y rock y un solo de guitarra que provocó el entusiasmo y aplausos del público.

En el centro del escenario, una banqueta y una guitarra electroacústica esperaban por Vattuone quien anunció el primer cover cantado a dueto con Diez: “Seguir viviendo sin tu amor”, de Luis Alberto Spinetta. Luego, la banda se tomó unos minutos para hacer una improvisación funk y groovera, un momento de disfrute para los integrantes y para que se luzca el primer invitado de la noche, el guitarrista Ignacio De Luca, quien se llevó flashes y aplausos.

Ya en la mitad del show, Vattuone salió de entre la gente para volver al escenario y entonar “Grisvioleta”, tema que dio origen al nombre de la banda y que mostró una de las características que tienen: el ida y vuelta vertiginoso entre ritmos más tranquilos y otros más pesados. El repertorio continuó con “Piensas demasiado”, una de sus canciones más antiguas, y con “God put a smile”, de Coldplay.

Los homenajes siguieron con “Valerie” de Amy Winehouse, interpretado por otra amiga de la banda, Victoria Vargas y con Hernán Romero en teclados. El bar se llenó de aplausos para la joven cantante que por momentos formó un dueto con Vattuone, en uno de los puntos más altos del show.

En la etapa final, llegó “Perdonaré”, con el guitarrista Ferraina mostrando su lado más rockero; y “Juegos inocentes”, uno de los preferidos y más coreados por la gente. Por último, “Tenés que saltar” dejó en evidencia el lado más pesado de este grupo, que se divirtió arriba del escenario y lo supo contagiar.

GrisVioleta mostró su potencial en un show íntimo, con temas tranquilos y acústicos que combinaron con un costado más rockero.

TODAS LAS FOTOS