Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Blues Motel

Sacudirás tus pies

Cronista: Augusto Fiamengo | Fotos: Beto Landoni

21 de Mayo, 2016

Sacudirás tus pies

Blues Motel presentó en La Trastienda Samsung algunas de las canciones que integran su último álbum, Abrazo Insomnio. Gaba Díaz y los suyos también repasaron parte de su extensa discografía a lo largo de dos horas de show, ante un público numeroso que mostró su fidelidad a un grupo con más de veinticinco años de trayectoria.

Blues Motel ha vuelto a la carga con nuevas canciones desde la edición de Siglo desastre (2010). Sin embargo, la banda liderada por el cantante Gabriel “Gaba” Díaz mantuvo una nutrida actividad en estos años: grabó en estudio “¿Cómo no vas a querer?” -una compilación de temas de su extensa discografía-, reeditó recientemente sus dos primeros álbumes y se presentó en diversos escenarios del país. Había llegado el momento de dar el siguiente paso, y el resultado es “Abrazo Insomnio”, el disco que convoca a una numerosa cantidad de espectadores a celebrar su aparición.

“Este nuevo disco nos encuentra muy unidos, y queríamos festejarlo con ustedes acá”, suelta Gaba después de iniciar el show con “Con vos” y “Dame magia”. “Así están las cosas” y “¿Y ahora qué?” son las canciones de “Abrazo Insomnio” que el grupo elige como adelanto de un disco que con seguridad será presentado íntegramente en el transcurso de 2016. Desde el comienzo del concierto, Blues Motel cuenta con un sonido impecable y poderoso que junto a un efectivo juego de luces realza la interpretación de cada uno de los veintitrés temas que conforman el setlist.

Las baladas, una especialidad de Blues Motel a lo largo de su carrera, se apoderan de La Trastienda con “Nunca tuve que buscarte” y “Miro”, con gran presencia del público en los estribillos y las preciosas ejecuciones de Adrián Herrera en guitarra slide, que también se hacen presentes en “Lo que barre con tu alma”. El grupo suena muy compacto, con la firmeza que aportan Ariel Herrera en bajo y Maxi Larreta en batería junto al gran trabajo en teclados de Sebastián Voyatjides, y pasa con absoluta naturalidad desde el rock and roll crudo de “Nunca dejaste” y “Mirá como estás” al dramatismo blusero de “No me puedo quedar”, en el cual Nacho Piedrabuena se saca chispas en un contrapunto de guitarras con Adrián Herrera.

Parejas que bailan rock and roll, parte del público que salta cerca del escenario, gente que se abraza y canta mientras otros se concentran en los movimientos de Gaba o los solos de Adrián: todo eso ocurre mientras suena Blues Motel, mientras las guitarras suenan. La banda recorre en el final del show parte de sus dos primeros discos, con el clásico “Hojas vacías” (Volumen 1, 1994) y “Ángel”, “Nunca pararé” y la bellísima “En el lago” (Mientras las guitarras suenen, 1995). Los versos del último tema del concierto, “R&R en la carretera” (“Te llevaré por esa carretera / Donde todos dicen está muy bien (…) /Esperaré hasta la medianoche / Nena te daré placer / Rock and roll en la carretera / Hasta la salida del sol”), funcionan como síntesis perfecta de la noche de La Trastienda, en la que una banda experimentada y que camina a paso firme llevó a su público a recorrer una carretera plagada de blues y rock and roll visceral, preciso y de elaboración artesanal. 

Blues Motel ratificó el gran momento que transita, con la aparición de “Abrazo Insomnio” y el recorrido discográfico que realizó en la noche de La Trastienda. La banda decidió interpretar pocos temas de su último disco, probablemente con la intención de darle más rodaje a las canciones entre el público para luego presentarlo íntegramente. Con una audiencia que se mostró caliente de comienzo a fin, el grupo ofreció una actuación contundente y fresca, con un sonido que hace tiempo es marca registrada y que logra lo que todo artista de blues y rock and roll espera generar en quienes tiene delante: sacudir los pies.   

 

TODAS LAS FOTOS