Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Vox Dei

El presente y nada más

Cronista: Ive Brunello | Fotos: Diego Carnevale

28 de Mayo, 2016

El presente y nada más

Vox Dei revivió en La Trastienda algunos de sus clásicos pioneros del rock nacional y adelantó temas de su próximo trabajo.
 

A pesar del paso del tiempo, las diferentes formaciones o los cambios culturales y de moda, Vox Dei sigue vigente en los escenarios. Con casi 50 años de vida, la formación liderada por el cantante y bajista Willy Quiroga, se presentó en una Trastienda llena de nostálgicos que disfrutaron de ese rock-blues creado a fines de los años 60 junto a Ricardo Soulé. Ya sin éste en la formación pero con Carlos Gardellini en guitarra y Simón Quiroga en batería, el trío salió al escenario para brindar un show de dos horas.

Apenas pasadas las 23:30 se abrió el telón con “Soltando lastre” del disco El camino (2005). Willy soltó sus primeros gritos en el rockero “Loco hacela callar” de Es una nube, no hay duda (1973). De este mismo álbum sonó “El mañana es otra historia”. Al siguiente tema, “El camino”, mejoró el sonido del show, especialmente en la voz de Quiroga que se hizo más notoria.

Además de música, hubo un ida y vuelta entre la banda y el público, con chistes de por medio o con Willy Quiroga agradeciendo por el apoyo brindado. La noche siguió con el rock lento y oscuro de “Canción para una mujer (Que no está)” del disco Caliente (1970). “Esta noche no parece igual” contó con una improvisación bien blusera, la participación de Cristina Dall en el teclado y Ezequiel Salgado y "el Flaco” Mariano haciendo dupla de armónicas. Un blues más romántico y bajo luces azules llegó con “Del otro lado”, tema que estará en su nuevo disco. 

Llegó el turno de “Jeremías, pies de plomo”, tema que titula el álbum de 1972, según Quiroga “lo más pesado de la época y todo el mundo estaba sorprendido por eso”. Con 76 años y manteniendo una gran voz, el líder y fundador de la banda quilmeña presentó “Ritmo y blues con armónica”, con todo el público de La Trastienda como coro. “Este tema es dedicado a todas las hermosas que están acá”, anunció Willy con su camisa roja, lentes oscuros y gorra antes de tocar “Tan sólo un hombre”.

En la parte final llegaron tres temas del disco conceptual La Biblia (1971). Primero sonó “Génesis”, en la que Quiroga se lució con sus agudos y se ganó una gran ovación. Le siguió “Libros sapienciales” y por último “Las guerras”. “Cuando uno escribe una canción espera que les diga algo, y evidentemente les dice mucho”, dijo agradecido Willy antes de hacer los últimos temas: “Azúcar amargo”, “Es una nube, no hay duda” y “Presente”.

El público, que en su mayoría superaba los 40 años, despidió con aplausos y de pie a una de las bandas fundadoras del rock argentino. Willy Quiroga, único integrante original, mantiene viva las canciones de Vox Dei con un gran potencial de voz que sobrevive al paso del tiempo.

TODAS LAS FOTOS