Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Cielo Razzo

Sin caretas

Cronista: Juani Lo Re | Fotos: Jose Fuño

11 de Junio, 2016

 Sin caretas

Los rosarinos de Cielo Razzo volvieron a Groove para presentar las canciones de Tierra Nueva, su último disco de estudio.

El respeto a los demás es una línea que siempre intentaron bajar los integrantes de Cielo Razzo en sus más de veinte años de vida. Ese tipo de actitudes positivas contagian y son clave para cuando tocan bandas como Los Vándalos y Viejos Komodines, quienes recibieron muchos aplausos de la gente que llegó temprano.

La banda de Rosario salió a tocar a las 21, formada por Pablo Pino en voz; los guitarristas Fernando Aime y Diego Almirón; Cristian Narváez en bajo; Carlos Seminara en percusión; Marcelo Vizzarri en teclados y Javier Robledo en batería.

El repertorio estuvo pensado para la ocasión: con las canciones de Tierra Nueva (2015) bajo el brazo, los temas nuevos ("Ventana", "Disfraz") se hicieron su lugarcito junto con las más viejas ("Miradas", "Carne 2"). Mientras, la medida que no permitía fumar en el boliche fue al menos extraña. Hubo varios llamados de atención de parte del personal de seguridad a quienes osaban prender un cigarro de tabaco o lo que fuere.

Desde las tablas, Pablo Pino disfrutaba su cigarrillo, -aunque fumar en el escenario es una actitud que él mismo dijo odiar- mientras agradecía una y otra vez al público presente como a las bandas soporte. También aprovechó para quejarse del bajo sonido que tuvo el primer tramo del show.

Ya es sabido el fanatismo que tiene la banda por Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, y en esta oportunidad se despacharon con una aceptable versión de “Gualicho” que sonó sin fisuras antes de las canciones que todos conocen. El público dejó su tranquilidad de lado en las canciones que cerraron el show: "Alma en Tregua" fue disparador de un pogo violento y "Qué se yo" desgarró varias gargantas que se unieron al final.

"El que no arriesga no gana", reza una famosa frase. Cielo Razzo supo tener la popularidad en sus manos y decidió emprender el camino contrario. Lejos de las grandes masas, el grupo ganó identidad propia, algo que la mayoría de las bandas, algunas ya consagradas, no pudieron conseguir.
TODAS LAS FOTOS