Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Las Pelotas

Siguen los brindis

Cronista: Ive Brunello | Fotos: Nacho Boullosa

12 de Junio, 2016

Siguen los brindis

Las Pelotas llenó el Luna Park para repasar sus clásicos y presentar su nuevo trabajo de estudio, “Brindando por nada”.
 

En la noche fría de domingo, los fanáticos del grupo surgido en Hurlingham se encontraron en la zona del bajo porteño para disfrutar de un nuevo Luna Park de Las Pelotas. Apenas pasadas las nueve de la noche, salieron a escena el guitarrista y cantante Germán Daffunchio, Gabriela Martínez (bajo y coros), Sebastian Schachtel (teclado), Tomás Sussmann (guitarras) y Gustavo Jove (batería) para repasar casi treinta años de carrera en más de dos horas.

Poco importaron las bajas temperaturas cuando sonaron las primeras notas de “El amor hace falta”, tema de su nuevo disco. Más tarde, con imágenes de víctimas de la última dictadura militar, sonó “Desaparecido”, y los fanáticos, que ya habían entrado en calor, siguieron saltando con “¿Qué podes dar?”. 

La lista siguió dos canciones del último trabajo de estudio: “Algún día será mejor” y “Victimas del cielo” bajo el revoleo de banderas de lado a lado y la imagen de un eclipse de fondo. Con los efectos del teclado de Schachtel y con la voz grave de Daffunchio llegaron “Como se curan las heridas”, “Personalmente” y tres más del último disco: “Brindando por nada”, “Era” y “Como una estrella”. 

Gabriela Martínez cambió el bajo por una guitarra acústica transparente para hacer junto a Daffunchio “Pasajeros”, y el momento acústico siguió con “Será”, con todo el Luna coreando el estribillo. La tranquilidad y los temas oscuros y lentos se interrumpieron con imágenes de ovejas en la pantalla: fue el turno de “Corderos en la noche”, tema que titula su álbum debut de 1991. Seguido llegó “Que estés sonriendo” con ritmos de reggae y con Alejandro Gómez en trompeta, estalló el estadio con dos temas de los noventa: “Si supieras” y “Hawaii”.

La euforia del público se calmó un poco con el nuevo tema “Hasta el fondo del río”, aunque duró apenas unos minutos. “Escondido bajo el brazo”, “Bombachitas rosas”, “Muchos mitos” y “Día feliz” crearon nuevos círculos de pogo en el campo. Luego llegó el funk rock con “Escaleras” y el rock alternativo de “Dime” y “Se puede romper”.

La banda nacida en 1988 continuó su repertorio de todas las épocas. Así pasaron “Sin hilo”, “Esperando el milagro”, “Sueños de mendigos y “Ya no estás”. La despedida pareció ser con “Capitán América”, “Movete” y “Brilla (Shine)”, pero había un tema más. Sin preámbulos, sonó “Mañana en el Abasto” de Sumo, la banda que dio origen a dos de los grupos más importantes del rock nacional. Uno de ellos hizo delirar a un Luna Park lleno, en un domingo de otoño por la noche.

Con casi treinta años de carrera Las Pelotas sigue movilizando a sus fans que disfrutaron de un show de más de dos horas en el que la banda repasó sus clásicos y mostró su nuevo material. A lo largo del recital, Daffunchio no tuvo mucha ida y vuelta con el público: transmitió su carisma sólo a través de su música y su voz.

TODAS LAS FOTOS