Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Kraftwerk

Robots tridimensionales

Cronista: Juani Lo Re | Fotos: Anabella Reggiani

23 de Noviembre, 2016

Robots tridimensionales

Kraftwerk trajo su tecno retrofuturista a la Argentina y con su innovador show en 3-D cautivó a todo el Luna Park.

Atrás quedaron las dudas de la realización del show que tuvo en vilo a los fans y a los propios músicos. El miércoles a la noche, más de seis mil personas olvidaron el tremendo calor que hacía adentro del Templo del Box cuando las luces se apagaron. 

Cuatro figuras robóticas se acomodaron en sus sintetizadores pasadas las 21, encabezadas por Ralf Hütter, con Fritz Hilpert, Henning Schmitz y Falk Grieffenhagen completando una perfecta línea de cuatro. Las tenues luces que iluminaban a los protagonistas atravesaban sus trajes haciéndolos cambiar de color al mejor estilo de la película TRON

Como si saliesen de la Matrix, los números verdes de la pantalla gigante parecían flotar sobre el campo en “Numbers”, track que inició la experiencia tridimensional. “The Man Machine” fue el primer hit de la noche en un show que osciló entre un recital tradicional y una rave. Con los anteojos tridimensionales puestos, impresionó mucho el satélite que atravesó el campo en “Spacelab”, en donde una nave aterrizaba en el Luna Park.

Cada tema de Kraftwerk aborda una temática y Hütter suelta palabras y oraciones a través de su vocoder que dejan en claro su posición sociopolítica: “La radioactividad está en el aire, para vos y para mi” canta en “Radioactivity”, luego de mencionar varias ciudades afectadas como Chernobyl, Hiroshima o la más reciente Fukushima.

El cuarteto de Düsseldorf no abandona nunca su estética minimalista en las dos horas que dura el recital, pero pega cuando tiene que pegar y los planos sonoros de “Autobahn” son un claro ejemplo de eso. Los ritmos y beats hipnotizantes hicieron que cada vez más público guarde sus celulares y se deje llevar por la música. Sin embargo, que toquen todas las partes de “Tour de France” hizo de ese tramo del show algo agobiante.

“The Robots” dibujó una coreografía en las pantallas para que Kraftwerk desaparezca momentáneamente del escenario. Minutos después, “AeroDynamik” dio pie para que cada uno de los músicos se despachara con un “solo” de sintetizador en los bises para después hacer un loop de “Music Non-Stop” y despedirse definitivamente.

La propuesta fue minimalista pero muy interesante. Un recorrido por sus grandes éxitos con el agregado de las imágenes extrasensoriales en 3-D. Kraftwerk pasó una vez más por Argentina y demostró por qué son los pioneros de la música electrónica.

TODAS LAS FOTOS