Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Julio y Agosto

Canciones para el desastre

Cronista: Lucas González | Fotos: Anabella Reggiani

17 de Febrero, 2017

Canciones para el desastre

Ante una sala colmada, la banda realizó su primera fecha del año, en la que además continuó presentando su cuarto disco, La Niebla y La Autopista.

Puede que haya sido porque fue la primera fecha del año. También porque siguen promocionando su flamante y cuarto disco, La Niebla y La Autopista. Como fuere, Santos 4040, sala ubicada en Chacarita, estuvo colmada ante una nueva presentación de los Julio y Agosto, septeto que a su habitual ensamble acústico (que incluye mandolina, contrabajo, cajón, entre otros instrumentos) ahora le sumó dos guitarras eléctricas, a cargo de Santiago Adano y Miguel Canevari, cantantes del grupo.

Con una exquisita ejecución de Luciana Cúneo y Manuel Katz, ambos violinistas, la noche empezó con “Era tarde”. Siguieron con “Algo que encontré” y “El nudo”. Al término, Leandro Aspis, quien estuvo a cargo del trombón y el sintetizador, dijo: “Estamos bastante oxidados, sepan disculpar”. También expresó que, tanto él como sus compañeros, estaban contentos por la convocatoria, pese a la realidad complicada que atraviesa el país. “Lo tomamos como un buen augurio”, arriesgó. Dicho esto, Miguel tomó la posta y dedicó “La niebla y la autopista” a los jubilados (NdlR: la presentación coincidió con el día en el que el presidente Mauricio Macri brindó su conferencia prensa, justificando el error que cometió con las jubilaciones).

El setlist prosiguió con dos de su álbum debut y homónimo (2011), “Se va” y la teatral “Situnoyo”, uno de los puntos altos de la noche. Y si quedaba alguna duda sobre la gran química que hay entre los integrantes, todas se disiparon con la increíble interpretación de “Heracio Enriquez”, en la que Miguel obtuvo un cariñoso beso de Cúneo. Una vez finalizada, el guitarrista preguntó: “¿Qué probabilidad hay de conseguir una cerveza?”. La humorada, muy celebrada por los espectadores, confirmó sus dotes de host. Concluidas las risas, siguieron con “Zombie” y mecharon dos más de las nuevas, “Carmen” y “Amigo”, el hot track del disco.

Después de anunciar su próxima fecha, el 11 de marzo en Palermo Club, hicieron “Las siestas al sol”, la cual contó con los coros de las Miau Trío. Continuaron con “La nostalgia”, que además cierra su reciente disco, y “Llevame”, otro de las nuevas, que a diferencia de su versión original, en vivo cobró un tono más punk rock, justificando el uso de la guitarra eléctrica.

Como habían anticipado minutos antes, bajaron con sus instrumentos y, cual fogón, tocaron “Del Viso”, esa canción que habla de los viejos amigos, de un vinilo de los Stones y de recordar. Pero cuando todo indicaba que la noche terminaba al ritmo de un alegre “la, la, la”; alguien gritó: “¡Una más!”. En unos pocos segundos, la banda se reagrupó y sonó “Wadu wadu”, de Virus. Y al igual que el clásico de los hermanos Moura, los Julio y Agosto sólo pretende sacar a su público del nivel en el que están.

TODAS LAS FOTOS