Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Los Violadores

Punk generacional

Cronista: Nahuel Perez | Fotos: Anabella Reggiani

18 de Febrero, 2017

Punk generacional

Los Violadores presentaron su último disco en vivo en el Teatro Flores, en la primera de las fechas que harán en la capital con el mismo vigor y presencia que en aquel memorable Luna Park.

Los padres del punk argento descargaron toda su intensidad repitiendo casi al pie la lista de Luna Punk rompan todo, grabado durante aquel histórico reencuentro de Pil Trafa (voz), Stuka (guitarra), Robert Zelazek (bajo) y Sergio Gramática (batería) para celebrar el 30 aniversario del álbum ¿Y ahora qué pasa, eh?.

Esta vez, Los Viola dejaron a un lado los tributos a Sumo y fueron directo a su material discográfico, abriendo con "Revolución internacional", "Guerra total" y el favorito punk "Somos latinoamericanos" para el primer mosh de la noche.

“Lo pidieron, lo necesitábamos y lo tenemos” explicó Pil frente al vapor post-pogo, y "Comunicado 166", "Mirando la guerra por TV" y "La era del corregidor" se encadenaron para dar la nota más política del recital. "Sin mala intención", cantada por Stuka, se convirtió en la locura misma de las varias generaciones allí abrazadas.

Pil volvió para continuar con "Bombas a Londres", "Viejos patéticos" cantada por el público durante varias estrofas, pero no fue sino hasta "Aushwitz" y "Más allá del bien y del mal" que el recital llegó a su máximo descontrol. En "Violadores de la ley", Stuka dejó a un lado su guitarra para cantar con toda pación y la respuesta del público volvió a ser la locura total.

La actual "Mercado indio" cerró la lista principal para dar paso, luego de una breve pausa a los clásicos del punk nacional "Represión" y "Uno, dos ultraviolento" para dejar el último aliento en el pogo final de una noche caliente.

Los Violadores tienen toda la vigencia de los clásicos, pero sobre todo, cuentan con el apoyo de varias generaciones de un público que recibe esta vuelta con los brazos abiertos. Paradójicamente, la escena punk argentina parece revitalizarse con la vuelta de sus pioneros.

TODAS LAS FOTOS