Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Ace Frehley

El Capitán del Espacio

Cronista: Pablo Andisco | Fotos: Diego Carnevale

03 de Marzo, 2017

El Capitán del Espacio

Con un concierto breve pero contundente en El Teatro de Flores, el legendario guitarrista de Kiss se despidió de Argentina y dejó en claro su aporte fundamental en la banda.

Después del concierto íntimo en The Roxy Live, un viaje relámpago a Rosario y un Teatro Vorterix agotado, la última escala de la primera visita de Ace Frehley a la Argentina marcaba Flores. La previa estuvo a cargo de Sebastián Gava, todo un referente de la armada kissera local. El ex cantante y guitarrista de Kefren, repartió su presentación entre temas de su histórica banda y algunos de su carrera solista, como “Love at first bite”, del álbum Uncensored, donde participa el ex Kiss Bruce Kulick.

Después de este buen aperitivo, los redobles tras el telón aumentaban la ansiedad, hasta que el inconfundible galope de “Parasite” puso a todo el teatro puños arriba. Lejos de la pirotecnia verbal de sus viejos colegas, el Spaceman agradeció lo justo y necesario y enfundado en gafas y saco negros habló a través de su guitarra y sus canciones. Con la gráfica de su último disco, Origins Vol. 1, como única escenografía –en el que homenajea a clásicos del rock and roll y del que, paradójicamente no tocó ningún tema- apenas quedó el ritual de las púas como marca registrada de la parafernalia kissera.

Cuando en 1978 y en plena kissmanía los cuatro enmascarados sacaron sus respectivos discos solistas, Frehley se llevó todos los honores. Como un Harrison del rock and roll circus, canciones como “Rip it out”, “New York groove” o “Snowblind” se destacaron de su compañeros de ruta y tuvieron su merecida celebración en la cálida noche de Flores. Acaso allí estuvo el encanto de la velada, en esas diferentes generaciones de fans saltando al ritmo de las canciones solistas del guitarrista

El siguiente estallido kissero llegó con “Love gun”, cantado por el baterista Scot Coogan, quien suplió con simpatía y actitud algunos desacoples con su instrumento. Diferente fue la performance del bajista Chris Wyse. Con un largo recorrido junto a The Cult, Ozzy Osbourne y hasta Mick Jagger, el rubio fue un relojito con las cuatro cuerdas y tuvo al teatro a su merced durante un solo en el que jugó con "N.I.B.", de Black Sabbath y “God of Thunder”, de Kiss. Luego pasó al micrófono prinicpal para interpretar “Strange Days” y dejar que Ace se luciera con uno de sus solos más célebres.

“2 young 2 die”, fue la última de su repertorio solista, donde se permitió un juego de violas con su eterno camarada, Richie Scarlet, en el que jugaron a ver quién sabe más riffs clásicos del rock and roll. A partir de ahí ya no hubo respiro. Después de “Shock me”, el Spaceman tuvo su, breve, momento de furia rockera, haciendo salir humo de su guitarra y el público se lució cantando “Cold gin”, que marcó el final de una lista prolija y sin demasiadas sorpresas. El encore fue a pura nostalgia kissera con “Detroit rock city” y “Deuce”, la canción con la que Frehley rindió examen ante Paul Stanley, Gene Simmons y Peter Criss para entrar definitivamente en la historia del rock and roll.

Con un estudiado equilibrio entre su carrera solista y la evocación kissera, Ace Frehley completó su primer tour como solista por Argentina. La eterna comunión con sus fanáticos y la ausencia de su último disco en la lista de temas, abre la ilusión a una futura visita del hombre del Espacio.

TODAS LAS FOTOS