Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Evanescence

Amada inmortal

Cronista: Nahuel Perez | Fotos: Anabella Reggiani

02 de Mayo, 2017

Amada inmortal

En su tercera visita al país,la primera fuera de un festival, Evanescence dio un recital que enloqueció a sus fans con un sonido demoledor y una lista llena de hits que sacudieron Tecnópolis hasta sus cimientos.

Con la vuelta de Troy McLawhorn a la guitarra principal y la primera visita de Jen Majura en la rítmica, la banda de Little Rock liderada por Amy Lee abrió su esperado concierto con "Everybody‘s Fool" de su exitoso primer disco, Fallen (2003), "What you want" de  la placa Evanescence (2011) y de vuelta al álbum debut con "Going under", con una lírica impecable y las acrobacias de Will Hunt en la batería que no paró de hacer malabares en la hora y media de recital, al mejor estilo glam rock, generando un espectáculo aparte.

El cover de Whitney Houston, "I wanna dance with somebody", tocada a piano solo, con un registro vocal perfecto y sutil, y la más reciente canción de la banda, la avasallante "Take cover", que aún no ha sido editada, fueron las dos sorpresas más gratas en un lista llena de paradas obligatorias, como la hermosa "My Immortal", además de "The other side" y "Lithium" (The open door, 2006). De su más reciente trabajo discográfico, Lost whispers de 2016, el primero editado de forma independiente luego de la controversia con su anterior sello, solo tocaron "Breathe no more" y "New way to bleed".

La contagiosa fuerza de Amy Lee, la inigualable potencia de su voz, el demoledor sonido de una banda en su mejor momento, hicieron de "My heart is broken", "The Change", "Haunted"  y "Your Star" verdaderos instantes inolvidables.  Todo esto hizo vibrar al público que coronaba cada final de canción con gritos frenéticos, pocas veces mejor justificados, que se ganaron la sonrisa constante de la mujer de la noche, quien varias veces repitió tanto en inglés como en español “los amamos”.

"Imaginary", "Bring me to life", el super hit mundial que lo empezó todo y "Whisper"(los tres de la placa debut siete veces platino), dejaron a los fans enloquecidos y pidiendo por más, casi con la sensación de que la hora y media de show había sido demasiado breve y su transcurso tan intenso que fue muy difícil hacerse a la idea que la noche ya había acabado. No obstante, los miembros de Evanesence se quedaron en el escenario un rato más, saludando al público y repartiendo remeras, parches de batería, partituras, listas de temas, palos, púas y todo aquello que encontraran para regalar.

Al final, y caminando despacito hacia General Paz, la hueste se desplazó cansina y sin apuro, comentando bajito los momentos vividos a lo largo del show, e incluso aquellos que se acercaron con mayor escepticismo o acompañando a alguien admitieron haber visto algo que no sucede todos los días. Sin duda Amy Lee y sus músicos tienen en Argentina un público devoto que estará esperando con ansias su próxima visita.

TODAS LAS FOTOS