Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Massacre

A flashear

Cronista: Lucía Fernández | Fotos: Fernanda Guitian

19 de Mayo, 2017

A flashear

Massacre se presentó en el Teatro Gran Rivadavia para replicar la propuesta sonora y estética que realizó en La Usina del Arte.

La banda de skate rock liderada por Walas reversionó parte de su obra para el show que tituló "Massacredélica, Surrealismo & Psicodelia". No se trató de un recital para repasar grandes éxitos, que sin dudas a la banda le sobran, si no más bien fue una cita donde la atmósfera musical era tan importante como la visual y los estímulos sensoriales.

Luego de la repercusión del recital que la banda dio en La Usina del Arte, el cual muchos reconocieron como el mejor de su historia, los músicos decidieron volver a dar un show similar, antes de retirarse temporalmente de los escenarios porteños.

"Un beso. Hola, hola loca. Massacre Presente", fueron las palabras de Walas que dieron inicio al repertorio con "Cuasi delictual" y "Mini cubics" de Aerial 13, álbum editado en 1998 y re-grabado en 2013 con nuevas versiones.

"Heredarán la Tierra", de 12 nuevas patologías (2003) y "La nave" del disco Biblia-Ovni (2015) continuaron sin interrupciones más que las palmas del público acompañando al virtuoso talento de los coristas que se sumaron en la última. Mientras, Walas seguía con su labia: "Somos partidarios de la idea que el objetivo no es tan importante, si no el deseo. El deseo es el premio mayor", anticipó antes de "El deseo"; canción incluida en Ringo (2011).

"Un placer estar acá, en este lugar histórico donde nos dijeron que en los ‘70 tocaba Spinetta, Pescado, Pappo y no se quien más", explicó el vocalista antes de continuar con "El espejo (Reflejo II)" de Juguetes para Olvidar (1996), tercer disco de la banda y uno de los más psicodélicos y espaciales. Y siguió: ‘‘Gracias, ya pueden volver a sus respectivas consciencias. Extraído del álbum Biblia Ovni, su título es ‘Fieles a las montañas‘".

"Ana", "Juicio a un Bailarín", "La orquídea blanca" y "Niña Dios", también fueron interpretadas con la psicodelia como premisa; sin olvidar entre tema y tema invitar al público a flashear y sin dejar afuera ningún disco. "Bueno, conclusión para cuando anden medio bajoneados y medio deprimidos repetir: Lo mío no es tan grave", explicó Walas antes de continuar con ‘‘Muñeca Roja‘‘ y ‘‘La momia Azteca‘‘

Tras una breve ausencia sobre el escenario, anticipando el final, los músicos volvieron a sus posiciones para concluir el show. "¿Ya subieron?", les preguntó Walas a sus compañeros, con la voz agitada y explicó: "Pará, que acabo de subir una escalera de un tirón". Sin dejar de lado sus delirios verborrágicos, la cita continuó con "Sofía, la super vedette" y finalizó con "From Your Lips", un homenaje para Chris Cornell que se suicidó esta semana.

Tras su paso por el Teatro Gran Rivadavia, los Massacre demostraron una vez más sus habilidades para transformar un recital en un viaje espacial, donde la atmósfera logra persuadir todos los sentidos de quienes se involucren en la travesía.

TODAS LAS FOTOS