Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Los Cafres

El placer de elevarse

Cronista: Augusto Fiamengo | Fotos: Fernanda Guitian

20 de Mayo, 2017

El placer de elevarse

Los Cafres presentaron Alas Canciones, su decimocuarto disco, en un Museum colmado por cientos de fans que disfrutaron de la banda pionera del reggae roots en Argentina. En un extenso show, el grupo comandado por Guillermo Bonetto también repasó los clásicos que forjó a lo largo de casi tres décadas de trayectoria.

Días atrás, en una entrevista concedida a Revista El Bondi, Guillermo Bonetto, vocalista de Los Cafres, reconocía que “es un flash tener un público formado por tres generaciones distintas”. La gran cantidad de público que se hace presente en la noche de Museum Live, el espacio elegido por la banda en la ciudad de Buenos Aires para presentar su nuevo disco de estudio Alas Canciones, no hace más que confirmar lo dicho por Bonetto: gente que transita las dos, tres o cuatro décadas de vida, incluso los que caminan hacia la quinta, en pareja o en grupo, se acercan para dejarse envolver por la calidez que transmite la música de un grupo que se ha instalado desde hace tiempo como un referente no sólo del reggae, sino de la música popular en Argentina y otras latitudes de Latinoamérica.

La banda se planta sobre el escenario e inicia el concierto con el ritmo hipnótico que propone “La maraña”, y apuesta fuerte a la presentación de Alas Canciones, interpretando sucesivamente “Por más q’ intente”, “El silencio” y “Listo”. La sección de vientos comienza a lucirse y no dejará de hacerlo hasta el final del show, mientras Bonetto salta, recorre el escenario y conecta al público con lo que ocurre en el escenario. El sonido sin fisuras y el imponente juego de luces acompañan una performance musical que se muestra sólida canción tras canción, construida a partir de la pared sonora que conforman Sebastián “Sebolla” Paradisi en batería y Gonzalo Albornoz en bajo.

Los Cafres encadenan su primera ronda de clásicos de la mano de “El romano”, “Suena la alarma” y “Loco”, mientras que “Caprichos” y “Puedo” permiten deleitarse con el gran trabajo en guitarra de Demián Marcelino. La potencia y la rabia por la historia y el presenta del suelo americano se apoderan del lugar con “Caníbales”, y el grupo cierra así el primer tramo del show.

El regreso de la banda al escenario, con sólo algunos de sus integrantes y Bonetto empuñando una guitarra acústica, propone un respiro y un clima de intimidad a través de la belleza de “Sol del interior” y “Este jardín”, con los vientos en un rol protagónico. “Sigo caminando” funciona como transición entre este pasaje acústico del show y el regreso del resto de los integrantes a sus puestos. Así Los Cafres demuestran la apertura y madurez con la cual, con el reggae como punto de partida, amplían su paleta musical para fusionarla con letras que pueden denunciar, generar conciencia o invitar decididamente a vivir en plenitud a través del amor.

El grupo ofrece un poco más de lo nuevo con “Llueve” y “Órbita”, para luego abrirle la puerta a una andanada de clásicos de su propia cosecha, “encendiendo la llama” con “Sinsemilla” y continuando con temas como “De mi mente”, “Tus ojos”, “Capitán pelusa” y “Si el amor se cae”. Antes de iniciar una gira que llevará a la banda por distintas ciudades de Estados Unidos en el mes de junio, Los Cafres se empaparon del calor de su público argentino, ofreciéndole una elaborada receta de reggae roots que se ha vuelto una marca registrada en estas tierras.

“Ya se torna difícil armar la lista con tantas canciones para elegir”, reconoció Guillermo Bonetto en diálogo con Revista El Bondi días atrás. El grupo optó finalmente por una extensa lista de temas, que logró un interesante balance entre las canciones de su nuevo disco y los éxitos que siempre desean volver a escuchar los fans de muchos años y el público que se incorpora a la experiencia de presenciar un concierto de Los Cafres en vivo. Todos ellos pudieron disfrutar de una banda que contó con un Guillermo Bonetto en toda su dimensión, aportando su talento vocal y su expresividad en cada interpretación, junto a músicos dedicados a construir una obra artística que busca la trascendencia y desde hace años varios años cosecha todo lo que siembra con trabajo, talento y amor por lo que hace. 

TODAS LAS FOTOS