Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Barco

Sin guardarse nada

Cronista: Jeremias Wald Acuña | Fotos: Diego Carnevale

20 de Mayo, 2017

Sin guardarse nada

En un sábado frío y lluvioso, la banda de los hermanos Álvarez colmó el Teatro Vorterix con su pop ochentero bailable para la presentación de su disco Era es será.

“Hace tres años estábamos en La Cigale y ahora acá”. Acá es el Teatro Vorterix y el que habla es Alejandro Álvarez, cantante, frontman y arengador de Barco, una de las bandas pop con mayor presente y futuro de la escena nacional. Con esa simple frase demuestra el crecimiento sostenido que ha ido experimentando el grupo en su corta carrera hasta la cita del sábado 20 de mayo para la presentación de su nuevo disco Era es será.

La fiesta comandada por Ale Álvarez comenzó a las 21.20 de una fría noche porteña. Un Vorterix casi colmado aguardaba entre ansioso y paciente mientras de fondo sonaban clásicos del rock nacional: Charly García, Virus y otros eternos bailables. La primera estocada de Barco fue con “Ultraliviano” del EP homónimo del 2011. El bajo cae profundo en cada canción como un ancla pesada y potente. Además de marcar el ritmo, junto a la batería, impone un estilo definido y característico cercano al pop nacional ochentero.

Era es será es el sucesor de su disco debut Antes del desmayo (2013) y si bien sigue una misma línea se lo nota más afianzado y seguro del camino que eligieron. El show en vivo es eléctrico y sin descanso. El magnetismo de Ale Álvarez condice con su voz clara y atrapante. El segundo tema de la noche fue “Bien ahora así”, con el que comenzó la presentación oficial del disco recientemente editado.

Un punto altamente emotivo se produjo cuando comenzaron a tocar una emocionante versión de “Amo dejarte así” de Gustavo Cerati, de su disco Siempre es hoy (2002). El público estaba extasiado y agradecido por semejante homenaje. Inmediatamente después hicieron saltar hasta al más quedado con la arrolladora “No te guardes nada” con los raperos de Arruinaguacho de invitados.

“Cuando vos florecés, yo quisiera ser tallo” cantó Álvarez para bajar la intensidad pero no la emotividad del show mientras Ale Saporiti, integrante de Nidos, se sumaba en guitarras. Otro gran punto a favor para Barco es el manejo de la energía. Hubo tiempo también para otro cover: “¿Qué vas a hacer tan sola hoy?” de Viejas Locas,  pero en este caso la gran mayoría del público no conocía la letra, a diferencia del tema de Cerati.

El último invitado fue otro amigo Leandro Lopatín, actualmente en Poncho, para tocar “El no lugar”, en alusión al concepto que desarrolló el antropólogo francés Marc Augé. La despedida, luego de 90 minutos de puro pop bailable y disfrutable, llegó con “Creo que no llueve más” de su primer disco.

Probablemente la muestra clara de cómo es la banda y la relación con su público se dio apenas terminado el show. Por los altoparlantes comenzó a sonar “Could you be loved” de Bob Marley y Barco en conjunto decidió festejarlo con sus espectadores. Con un Ale Álvarez cantando parado en la valla mientras la banda se reía y disfrutaba el hermoso presente que se han ganado vivir: el de, probablemente, la banda pop nueva más importante del momento.

TODAS LAS FOTOS