Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Jeites

Un mar de fueguitos

Cronista: Fernanda Miguel | Fotos: Gentileza: Prensa

17 de Junio, 2017

Un mar de fueguitos

La banda bonaerense presentó Mi Sol Mayor, su nueva placa, que cierra la trilogía que comenzó con Desde la Tierra y continuó con Ciudadano del Mundo.

Groove estalla, al igual que la gente que batalla contra ese calor extraño que dio la tarde del sábado para pasar a un frío casi polar y sin escalas por la noche. En el escenario se asoma cada tanto algún integrante con una camarita para registrar el aguante del público que los está esperando de manera ansiosa. Según Joaquín Varela, la voz cantante, el año para ellos arranca en junio y para esta ocasión, con un disco que acaba de ver la luz.

Mi Sol Mayor, producido por Ale Vázquez,  es el tercero de la trilogía que arrancaron en el 2014 con Desde la Tierra y luego, para el 2016 llegó Ciudadano del Mundo. La tierra- la Pacha- y sus componentes parecen ser la dirección tomada por este grupo que le rinde culto. 

Las luces se apagan y se escucha una voz en off que relata. En el escenario, todos los integrantes de la banda tienen máscaras entre otros complementos que hacen que el ambiente vibre aún más. Una vez que cada uno tomó su lugar, suena “Intro”, seguido de “¡Ey Mamma!”. Durante toda la noche suenan canciones de todos sus discos, pero en la partida, casi de manera prolija, se escuchan “El niño”, “La marcha (del poeta)” y “Pensar de más” del Disco Azul (2009) y “Vida Breve”, “Cabálgalo” y “Equilibrios” del Disco Naranja (2011).

La fiesta ya está instalada, en el campo no entra un alma más, pero aunque estén medios apretados, todos están felices y bailando en una gran comunión que acompaña los mensajes que la banda deja en cada la banda. Pasan “The movement” y “Afropunk”, para darle lugar a “Grito de Oberá”, una de las más calmas que suena como una caricia y que el cantante le dedica a su madre. Para “Volviendo a casa”, uno de los cortes más pegadizos del nuevo disco, invitan a subir a Tiky Rodríguez, tecladista de Cruzando el Charco, otra banda que viene en ascenso rápido.

“Hola Hola” y “Bienvenida”, marcan el final, cuando ya a nadie le quedan más garganta para cantar ni pies para bailar. Pero cuando todos enfilaban hacia la Avenida Santa Fe, invitación mediante a salir por parte del personal de seguridad, los que estaban adelante pudieron disfrutar atentamente de una versión a capela de “Parafraseo”, lo que marcó una gran coronación a la fiesta vivida.

Jeites canta a corazón abierto. Todos y todas sus integrantes dan todo lo mejor de sí en cada mensaje, ponen el cuerpo en cada canción y no defraudan, razón por la cual 10 años después siguen creciendo a pasos agigantados, conectándose de una manera sincera y profunda con su público. 

TODAS LAS FOTOS