Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Eruca Sativa

Fuera y más allá de toda expectativa

Cronista: Nahuel Perez | Fotos: Jose Fuño

22 de Junio, 2017

Fuera y más allá de toda expectativa

Eruca Sativa volvió a coronarse en un Luna Park repleto con un show como pocas veces se vio. Una lista intachable y artistas invitados muy especiales, para la presentación en grande de Barro y Fauna, su cuarto y último disco de estudio.

El invierno porteño se hizo a un lado para dar lugar a un verano húmedo, que recibió con los brazos abiertos a uno de los recitales más esperados por miles de jóvenes, que desde diciembre de 2016 aguardaban el regreso a los escenarios porteños de Eruca Sativa que volvía al Luna Park tras una gira por el interior del país, Uruguay, México y Chile.

Finalmente, veinte minutos pasadas las nueve y con el mítico Palacio de los Deportes en tensa espera, el trío cordobés abrió su esperado show entre globos rojos, blancos y negros con “Introscopía”, detrás de un gran telón con un rojísimo contraluz recortando la silueta de la cantante y guitarrista Lula Bertoldi.  Le siguió una explosión de luces para “Armas gemelas” y “Confundiste”, los tres de Barro y Fauna, la última placa de la banda que completan Brenda Martin en bajo y Gabriel Pedernera en batería.

Sin pausa ni respiro llegó “Magoo”, del segundo album de la banda (Es, 2010), para desahogar toda la ansiedad en el pogo más grande de la noche. Luego “Genio de la nada” de Blanco, tercer genial disco de estudio que los catapultara allá en el 2012, y “Frío cemento” de La carne (2008), debut discográfico, como para balancear su trayectoria discográfica.

El electrónico “Inercia” contó con la participación de Anibal Kerpel en teclados, mientras que Marilina Bertoldi, hermana de Lula, subió para cantar juntas “Lo que no ves, no es”, tema que no tocaban desde 2014. Posteriormente, llegó el turno de Abel Pintos, con quien interpretaron la hermosa “Somos polvo”, y “Amor ausente”, haciendo gala de las notables destrezas vocales de ambos cantantes.

El momento más emotivo de la noche vendría con el enorme David Lebón, con el repasaron dos de Serú Girán, “Noche de perros” y la inmortal “Seminare”, cantada de corazón por las distintas generaciones allí reunidas, mientras el legendario guitarrista desflecaba su SG roja con ese modo de tocar tan suyo, para luego volver a la euforia sativa, con los demoledores “Paraíso en retro” y “Fuera o más allá”.

Así, las más de dos horas de un show impresionante vieron pasar todo Barro y Fauna, reciente ganador del Premio Gardel 2017 a Mejor álbum de rock y a Producción del Año, con algunos de sus temas convertidos en nuevos clásicos de la banda, como “Abrepuertas”, “Confundiste”, “Justo al partir”, y “Nada Salvaje”; que, luego de la seguidilla “Agujas” y “Queloquepasa”, fue elegido para cerrar el recital en lo más alto de la adrenalina.

Despidiéndose con una versión acústica y emotiva de “Para que sigamos siendo”, de su disco debut, parados en el extremo de una pasarela que dividía al campo en dos y en medio de sus fans, Gabriel Pedernera, Brenda Martin y Lula Bertoldi dispusieron esta última canción como un pacto entre ellos y el público, un agradecimiento por el apoyo, y como broche íntimo de una nueva conquista del Luna Park por esta familia musical que no para de crecer.

TODAS LAS FOTOS