Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Animal

Revolución animal

Cronista: Lucia Poppa | Fotos: Anabella Reggiani

13 de Agosto, 2017

Revolución animal

Bajo un formato inusual, el grupo se presentó el sábado por la noche en el ND Ateneo para proyectar toda su locura y hacer un repaso a puro metal por su trayectoria.

Suele ser de una forma diferente, pero no esta vez. En la noche previa a la veda electoral,  los fans de A.N.I.M.A.L. no estaban de pie, sino que la cita era con asientos numerados. Bajo el nombre "Íntimo y Extremo" Andrés Giménez (o Pocho como lo llaman quienes lo quieren), Christian “Titi” Lapolla y Marcelo Castro, acompañados por Osko Cariola (integrante de 202 y Santos Inocentes) destrozaron el teatro ubicado en Paraguay al 900 y deslumbraron a sus fans en un lugar al que no estaban acostumbrados a tocar.

Sobre una moderna escenografía y acompañado de luces fluorescentes verdes, azules y blancas, el mismo frontman lo admitió ni bien arrancó el show: "Es una noche especial para nosotros. Es algo totalmente nuevo porque tenemos que tocar de verdad", bromeó luego de interpretar el primer tema de la velada, "Real". Con luces rojas y psicodélicas dieron inicio a su segundo tema: "El nuevo camino del hombre" para luego seguir con "Combativo". "A ver todos bien arriba", arengaba Toti que no paraba de moverse en todo el escenario con sus saltos y su cuerpo acompañando a cada nota de su bajo. "Necesitábamos hacer este show porque notamos que viene a vernos gente de diferentes edades con chicos", admitió el cantante , tras terminar uno de sus temas. Es que de hecho, si bien era un ambiente relajado y con niños de espectadores, había un par de fans que ya estaban de pie para disfrutar del espectáculo y así iban a seguir a lo largo de toda la noche, acostumbrados a poguear y saltar en cada tema como es usual en las fechas tradicionales de la banda.

De íntimo el show tenía todo, porque además de la calidad del sonido, los músicos estaban a metros del público. Pero la realidad es que la banda seguía sondando igual de poderosa que en cualquier otra presentación. "Muchos se pensaban que por poner ‘íntimo’ iba a ser acústico, pero no, la idea era salir a tocar con bata y pantuflas", tiró Toti, siempre gracioso y cómplice con Andrés que tampoco paraba y entre tema y tema metía un bocadillo y hasta llegó a bromear con su suegra. Siguieron con los temas "Honor", "Loco Pro", "Aura" y "Sol", y si algo era notorio era que tanto los músicos como el público lo estaban pasando bien.

En un show sin invitados (Andrés aclaró que una de las sorpresas de la noche iba a ser Lula de Eruca Sativa, pero no pudo ser), los músicos recordaron a Cerati en el que hubiera sido su cumpleaños número 58 y además, para alegría de muchos de sus fans, anunciaron que comenzarían a grabar su próximo disco con temas inéditos hacia fines de año.

Los elegidos para continuar fueron "Vida", "Antes de morir", "Preso del olvido" y "Revolución", con arenga del público. "Espero que hayan pasado una linda velada. Esto fue increíble, totalmente nuevo y lo queremos repetir en otros lugares al menos antes de que empecemos a grabar el nuevo material. Este formato se puede disfrutar de otra manera", decía Andrés antes de anunciar el comienzo del final de su show pero no sin antes agradecer a los músicos, al equipo y por supuesto, al público. "Gracias porque desde el día que regresamos hasta hoy, estuvieron dando amor y aguante. No es demagogia, sino por respeto y devolución. Gracias por haber estado acá".

Bailando electrocutado  y siempre bien arriba, el cantante arrancó con los primeros versos de "Milagro" para luego dar pie a un breve receso. "Vamos A.N.I.M.A.L.", se podía escuchar que la gente se impacientaba pero el grupo tenía guardados dos temas más para despedir la noche: "Esclavo de ilusión" y el cierre de oro "Sólo por ser indios".

Andrés se incorpora a la foto con sus compañeros y saluda uno por uno a los fans que se habían acercado al pie del escenario. Con una sonrisa que se le dibujaba de punta a punta en el rostro, se retiró saludando con los puños bien en lo alto. Sabía que había triunfado.
TODAS LAS FOTOS