Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Arbolito

El encuentro

Cronista: Juani Lo Re | Fotos: Jose Fuño

12 de Agosto, 2017

El encuentro

Arbolito continúa con los festejos de sus 20 años y dio otro show en La Trastienda, en el que abarcó distintos estilos musicales.

En quechua, la palabra “Tinku” significa “encuentro”, además de dar nombre a una típica danza folklórica boliviana. El sábado por la noche, La Trastienda recibió uno de esos encuentros, en el que Arbolito siguió con los festejos por sus 20 años e hizo bailar al continente en un show de casi dos horas.

En la segunda función de cumpleaños -la primera había sido el 8 de julio-, el show paseó por las canciones de los discos La Mala Reputación (2000), Cuando salga el sol (2008), Acá Estamos (2012) y el flamante Simples VOL. II (2017).

A las 21.10 se abrió el telón con un clima de festejo, con globos de todos colores volando por el aire y alguna que otra bandera de los pueblos originarios. La instrumental “Acá Estamos” fue un soft-starter del show antes de las canciones más bailables.

Los miembros del conjunto de Avellaneda son multi-instrumentistas, intercambian constantemente guitarras criollas con eléctricas, charangos y todo tipo de instrumentos de viento; mientras que las voces de Ezequiel Jusid, Agustín Ronconi y Pedro Borgobello forman una madeja melodiosa para el oído del espectador.

Como tantas otras canciones ya clásicas del grupo, “Niña Mapuche” o “Saya del Yuyo” son piezas que combinan el rock con ritmos típicos folklóricos, como el carnavalito o la chacarera. También hubo lugar para los singles editados este año que sonaron en vivo por primera vez, tal es el caso de “Una Señal” y “Sueños”.

En plena veda electoral, los canticos de “Macri basura, vos sos la dictadura” después de cada tema sonaron más fuertes que nunca, palpitando una elección clave para el país que se daría al día siguiente.

En toda fiesta de cumpleaños no pueden faltar los invitados. Tito Fargo aportó su guitarra en “Color de Tierra”, y Manu Varela sopló fuerte el saxo, tal como lo hace cuando toca con La Renga, en “Sensaciones”. Luego de dos horas a pleno, fue “Baila Baila” que cerró el show a modo de ritual, con el anuncio de volver a la Capital el 4 de noviembre en el Centro Cultural Konex.

Con la fuerza de la Pachamama, 20 años parecen no ser nada para Arbolito, una banda que ya tiene miles de kilómetros en la ruta, y se prepara para transitar varios más.

TODAS LAS FOTOS