Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Bersuit Vergarabat

Apantallando el amor y el fuego

Cronista: Fernanda Miguel | Fotos: Gentileza prensa

19 de Agosto, 2017

Apantallando el amor y el fuego

La banda se presentó en el Gran Rivadavia y repasó canciones de gran parte de su discografía. Un show cargado de emociones y energía acumulada en butacas.

La noche pintaba diferente a todas las demás. La mayoría sabía que la lista de temas no iba a ser sólo hitera. Los fans más acérrimos pedían -desde hace mucho- que se incluyan esas canciones que estaban guardadas en los primeros discos. ‘Queremos las viejas, qué lindas que son‘, agitaba la monada en cada ocasión que encontraba pero, esta vez no hizo falta porque, hubo temas para todos los gustos.

El show abrió con "La vida boba" y el  "El Gordo Motoneta", canciones que pertenecen a Hijos del culo, el disco que los terminó de catapultar a la gloria en el 2000. Le siguieron canciones como “Perro amor explota”  y "Desconexión sideral"; luego, realizaron un set armado por la gente vía Facebook y, allí, pareciera que la melancolía se apoderó de muchos porque los temas elegidos fueron "Veneno de humanidad", "Barriletes", "Pájaro negro" (que fue cantada por el guitarrista Nano Campoliete) y "Los Elefantitos"que contó con los coros de Adriana Beltrán y fue dedicada al histórico fan "El Facha de Boedo". Para este set, se sumó en algunos temas Charly Bianco, uno de los históricos integrantes de la banda que suele acompañarlos en algunos recitales.

Más tarde, en versión acústica, se destacaron con temas como "Nepore‘y (Tu ausencia)" y "Hecho en Buenos Aires”, en donde los vocalistas Dani Suárez y Cóndor Sbarbatti se lucieron casi en soledad.

En la entrevista que Juan Subirá brindó la semana pasada a este medio, hizo hincapié en que -muchas de- las letras con bajada de línea política que hicieron en los 90/2000, hoy son actuales. Curiosamente, en este recital esas canciones estuvieron  y la gente las cantó con la garganta bien encendida. "El tiempo no para", "Sr cobranza", "La argentinidad al palo", "Se viene" y la más nueva "No vengan" (compuesta y cantada por el baterista Carlos Martin) pasaron con rabia en distintos momentos de la noche y sacudieron todo. Sin embargo, hubo una que sorprendió a muchos: en el set acústico, Subirá habló de los jóvenes que en los 70 dieron su vida por un ideal e inmediatamente pidió por Santiago Maldonado, quien ya lleva casi un mes desaparecido, mientras que Tito Verenzuela también pidió por los otros desaparecidos en democracia. En ese preciso instante, se lanzaron con una versión de “Setentistas” de Attaque 77 y un silencio respetuoso se apoderó de la sala, mientras la foto de Maldonado colgaba del cuello de Dani Suárez.

Otro gran momento de la noche, fue -como de costumbre- el bloque que comandó Albertito Verenzuela. Esta vez, la lista incluyó "Fisurar", "Ades tiempo" y "Luna hermosa", mostrando que el guitarrista, además de músico, también es un gran poeta. Un párrafo aparte se merece el hecho de que Tito, al comenzar, se abrió al público para contar, entre lágrimas, que estaba ganando una fuerte batalla personal que viene dando hace tiempo y le agradeció a sus compañeros de banda por acompañarlo en este momento; la situación fue tan movilizante que, inmediatamente, la gente comenzó a corear su nombre y lo abrazó emocionalmente. Rápidamente, Tito, dio muestras por el cariño recibido y subió el ánimo del auditorio con "Cárcel, hospital o muerte".

En el último bloque apareció, como invitado, Héctor “Limón” García, otro de los históricos integrantes que nunca falla, y con él, subieron los Hermanos Núñez -quienes llegaron desde Misiones- para hacer la áspera "La próxima curda". El final pasó rápido con temas como "Porteño de ley", "El viejo de arriba", "Me voy" y "Un pacto", dejando a todos los fans más que satisfechos por la noche que vivieron.

Bersuit Vergarabat se sigue reinventando y continúa su búsqueda en pos de poder seguir existiendo, luego de casi 30 años de ruta, con cambios que no cualquier banda podría soportar. Sus actuales integrantes, nunca se han olvidado de su esencia, ni de ese toque que alguna vez los hizo únicos y que mantiene a todos esos fanáticos que hace un tiempo se subieron a ese viaje y, aunque cambien sus destinos, jamás darán de baja a ese amor.

TODAS LAS FOTOS