Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Lo Pibitos

Lo Pibitos en la casa ¡suena, suena!

Cronista: Jeremias Wald Acuña | Fotos: Barbara Sardi

16 de Septiembre, 2017

Lo Pibitos en la casa ¡suena, suena!

Lo Pibitos celebraron la reedición de su álbum A punto caramelo ante un Teatro Vorterix con localidades agotadas. Más de una hora y media de funk, hip hop, reggae y mucha buena onda fue lo que regaló la banda oriunda de Villa Crespo a su público, que se prendió gustoso a la fiesta.

Ahí están, exultantes, esas 15 personas que saludan desde arriba del escenario. Acaban de regalar poco más de noventa minutos de funk, hip hop, rock, reggae y mucho groove en un Vorterix a tope. El reestreno de A punto caramelo (originalmente lanzado en el 2015 y reeditado por Pelo Music), apuntala el gran presente de Lo‘ Pibitos, que viene de telonear a Residente en el Luna Park y se prepara para hacer lo propio con Bruno Mars en el Estadio Ciudad de La Plata.

La velada comenzó con los instrumentistas, que arrancaron la intro de A punto caramelo bien al palo, hasta que subieron los frontmen Guido Ruggiero y Tomás Bacigaluppi a hacer de las suyas. “Despierta” fue el tema elegido para dar rienda suelta a una noche movidita, que en su continuidad ya recibió al primer invitado: Miguel de Luna Campos, mejor conocido como Maikel de Kapanga, quien se calzó la guitarra para tocar “Pin Pun”. Una participación más que bienvenida, principalmente, porque abre el juego a más estilos aún de los que ya hacen.

La sección de metales le da una mayor espectacularidad y potencia a una banda que ya de por sí arrasa con todo. La segunda invitada fue Abre, amiga del grupo, que puso su voz de R&B al servicio de “Está en ti”. Inmediatamente después llegó “Villa Crespo 2 AM”, el canto al barrio que los vio nacer. En ese punto porteño nació, sobre las tablas y las ruedas de los skates, el germen de esta banda, partiendo de la cultura hip hop: grafitti y rimas rapeadas. Porque esa es la esencia del grupo, las voces que bailan rapeando sobre una base que va cambiando pero siempre con muchísimo estilo.

Sonó, claro, el último hit de la banda “El Ritmo de la Vida” (en el disco es cantado junto a Julián Kartún, de El Kuelgue) para poner esa cuota de reggae que tampoco podía faltar. Las luces se apagaron y los músicos salieron de escena pero nadie, de todo el público, se movió un centímetro de su posición, expectante. Volvieron únicamente los MC’s junto al DJ Dog (Guido Ruggiero) para hacer un breve set enteramente de hip hop ,mientras que para hacer el otro gran hit de la banda, “En sintonía”, invitaron a Lucas, un violinista, que aportó sus sonido particular.  

Por momentos pareciera que son los hijos de Mark Ronson y Bruno Mars. Pero de repente comienza a sonar el poderoso riff de “Paisano de Hurlingham” de Divididos y la asociación con RUN DMC es inmediata e ineludible. Con el característico punteo de guitarra de Ricardo Mollo sampleado, Lo‘ Pibitos rockean “Bienvenidos al Presente”, de su primer disco homónimo del 2011, que le sirvió a la banda para volver a escena luego de un par de temas de descanso.

“Todos Lo‘ Pibitos exigimos la aparición con vida de Santiago Maldonado reclamó Tomás Bacigaluppi para el aplauso generalizado del público presente y, para que nadie olvide que más de 40 días después nos seguimos preguntando: ¿Dónde está Santiago Maldonado?

El último invitado fue César, un acordeonista, para hacer “Jarabe”. Hubo tiempo también para la presentación de “Nada que ver” tema nuevo que lleva todo el ADN de la banda. El cover de la noche fue una versión tremendamente funkeada de “La Rubia Tarada” de Sumo. Una excelente versión a la que Lo‘ Pibitos lograron ponerle su impronta. La despedida fue con toda la banda y los invitados en escena interpretando “Just chilling” de su primer disco.

Así pasó el primer Vorterix de Lo‘ Pibitos, una banda que lleva unos cuantos años pero sigue siendo joven. Continúan el legado que comenzaron allá en los 90 los Illya Kuryaki and The Valderramas: esa mezcla de rap con ritmos latinos, funk y mucha onda. El “sold out” solamente augura un excelente futuro para esta banda que ya empieza a pensar en un nuevo trabajo de estudio, además de seguir volviendo a presentar su último disco A punto caramelo.

TODAS LAS FOTOS