Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Malón

La H no murió

Cronista: Dario Kullock | Fotos: Gentileza: Prensa

29 de Septiembre, 2017

La H no murió

Claudio O´Connor, Antonio Romano, Claudio Strunz y Carlos Cuadrado celebraron los 26 años de Ácido Argentino (1991), icónico disco de Hermética, con la tercera de cuatro presentaciones a sala llena en el Teatro de Flores.

Ni las disputas entre Ricardo Iorio (fundador y bajista de V8, Hermética y Almafuerte) y sus ex compañeros, ni las controversias alrededor de una banda que aparenta echar mano del pasado para subsistir en el presente, son capaces de soslayar una indefectible y poderosa verdad: la fuerza de las canciones de Hermética sigue y seguirá con vida, marcada a fuego en la memoria indeleble del público del heavy metal nacional, que quiere continuar escuchándolas, cantándolas y pogueándolas, sin importar cuál sea el grupo que las interprete. Por eso la decisión de Malón de rendirle tributo a Ácido Argentino (1991), el CD más emblemático del ya disuelto conjunto de Iorio, Romano, O´Connor y Strunz, fue tan redituable para ellos como para los fanáticos que vivieron esta tercera fecha con las emociones a flor de piel.

La pasión metalera ya inundaba el recinto de Flores desde hacía varios minutos, manifestándose en los cánticos clásicos que alguna vez identificaran a los seguidores de Hermética, cuando los integrantes de Malón irrumpieron en el escenario con la pirotecnia a sus espaldas y “Robó un auto” como auspicioso comienzo. El primer tema del álbum homenajeado dio inicio a lo que sería un repaso completo de punta a punta, exceptuando únicamente “En las calles de Liniers” (tal vez porque esta era cantada íntegramente por Ricardo Iorio, naturalmente, único ex miembro ausente). Con el telón que representaba la tapa del disco de fondo, viejos clásicos como “Predicción”, “Del camionero” o “Gil trabajador” infundieron la euforia en toda la afición. Si bien hubo tiempo para la reflexión y sensibilidad en “Memoria de siglos” y “Atravesando todo límite”, el cenit de esta primera parte del show se situó indudablemente en la rabiosa versión de “Evitando el ablande”, una declaración de principios para toda movida heavy a lo largo y ancho del país.

La mitad inicial del concierto encontró su fin con “De Pismanta a Bauchaceta”, último tema de Ácido Argentino, pero la segunda parte también fue una catarata de historia. Avocados profundamente a la intención de revivir, aunque fuera por una noche, el espíritu de la banda más influyente del metal nacional, los cuatro músicos siguieron arremetiendo con un tema de Hermética atrás del otro. Primero fue “Cráneo Candente” -Hermética (1989)-, y le siguieron “Yo no lo haré”, “Vida impersonal”, “Víctimas del vaciamiento” y “Sepulcro civil”, del mismo álbum, además de “Cuando duerme la ciudad”, “Olvídalo y volverá por más” y “Otro día para ser”, todas de Víctimas del vaciamiento (1993).

El amague de final desató el pogo más furioso de la noche con “Soy de la esquina”, y en el pequeño intervalo se pudo escuchar el canto del público uniéndose a la dolorosa pregunta que tiene en vilo a buena parte de la Argentina desde hace dos meses: “¿Dónde está? ¿Santiago dónde está?”. Casi como si la respuesta estuviera ensayada, el cuarteto volvió a escena para entonar “Tú eres su seguridad”, majestuosa obra de arte que evoca las horas sin sol y repudia las miradas oscuras que aprobaron las torturas del fugado represor. La velada tuvo su cierre a la vieja usanza de Hermética, al son de las estrofas de “Si se calla el cantor” (cover de Horacio Guarany).

Aquellos afiches que empapelaron la Ciudad de Buenos Aires con el lema “La H no murió”, anunciando el aniversario de Ácido Argentino, dispararon un acalorado debate dentro de la esfera del heavy nacional, en el cual se hizo evidente la confrontación entre posturas diametralmente opuestas. El veredicto parece ser claro: el conjunto que toque las canciones no es más que un combustible, un medio para un fin, ya que, 23 años después de su separación, Hermética sigue siendo el grupo más movilizador del metal argentino.
TODAS LAS FOTOS