Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Sin Ley

Celebración punk

Cronista: Augusto Fiamengo | Fotos: Jorx Martinez

07 de Julio, 2018

Celebración punk

Sin Ley festejó sus tres décadas de vida y ofreció un concierto arrollador en el Teatro Vorterix. La banda se despachó con más de cuarenta canciones de su repertorio frente a un público fervoroso.

Treinta años de recorrido en el universo de la música merecen ser celebrados, y más tratándose de una banda con un mensaje certero, nada complaciente y políticamente incorrecto, que se mantuvo fiel a sus convicciones a lo largo de las décadas. A Sin Ley le toca su noche de festejo sobre el escenario del Teatro Vorterix, y los oriundos de Quilmes ofrecen un abundante menú de canciones para su feligresía punk.

El grupo rompe el hielo a pura potencia con “Nena, nena”, perteneciente a su disco In-feliz (1998), y encadena una seguidilla de canciones entre las que se incluyen “Pistolazo”, “No tengo amor”, “500 criminales años” y “Sin saber de vos”. "No me sigas más" es una muestra fiel del tono de denuncia que acompaña a muchas de las composiciones de la banda, que en este caso critica agudamente a las fuerzas de seguridad con. El público que asiste al show no pierde la oportunidad y recuerda a Flema con su clásico “Nunca seré policía”.

Con su formación actual, compuesta por Dudú en voz, Gomita en bajo, Javier en guitarra, Mariano en batería y Chapu en percusión, Sin Ley inicia un tramo del show en el que explora una veta relacionada con el reggae, el ska y el dub, con innegables influencias de la legendaria banda británica The Clash. A “No te conviene”, incluida en Delirio fatal agitado (2012), le siguen “Porroro”, “Se me olvidó” y “Tanto”, con un ritmo bailable y una guitarra punzante que también recuerda a los Auténticos Decadentes en sus comienzos de punk y bailanta.

El sonido rabioso de la banda vuelve a ocupar el centro de la escena de la mano de “Letra infractora”, “Perra” y “Si te vas”, pero el grupo se desmarca con rapidez para volver a la cadencia reggae con “Lágrimas de sal”, mientras los fans acompañan con sus voces a Dudú, y el dub de “Raros deslumbrados”.

Vorterix se vuelve un hervidero con “Una vez más (hoy te vi)”, y comienzan a flotar en el ambiente las historias de desengaño, esas que terminan mal, como “Mentís desnuda”. En “Si me faltas amor”, la sección de percusionistas toma la posta rítmica, mientras la guitarra de Javier convida fraseos que invitan a la fiesta y Dudú relata su historia de desesperación.

“Gracias parciales, por ahora. En algún momento serán totales”, suelta Dudú en el tramo final del show, que retoma el ritmo acelerado y el tono descarnado del comienzo, con canciones como “No pasa naa”, “Tarde para todo” y “Una y otra vez”. El tono épico de “Compañero”, la declaración de principios de “Mi amor” y el regreso a las fuentes con “A los chicos de mi barrio” cierran una noche de energía desbordante tanto arriba como abajo del escenario.

Con un generoso acompañamiento de su público, una extensa lista de temas y la firme intención de recorrer su historia, Sin Ley festejó sus tres décadas de vida mostrándose en gran forma y dejando en claro que el punk en Argentina está vivo y tiene mucho para decir.

TODAS LAS FOTOS