Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Muerdo

Muerde y quema

Cronista: Anabella Reggiani | Fotos: Anabella Reggiani

21 de Octubre, 2018

Muerde y quema

El cantante español volvió a la Argentina para presentar en Niceto su más reciente disco La Mano en el Fuego”, en una gira que también lo llevó por Tandil, Mar del Plata, Córdoba, Rosario y La Plata.

“Un proyecto artístico de formato acústico e intimista a una potente banda multicultural con gran riqueza rítmica y sonora”. Así describe una gacetilla de prensa al polifacético cantautor español Muerdo. Tal vez para lo que se vivió la noche del domingo en Niceto, faltaron muchos más adjetivos.

Cantante, compositor, poeta, interprete, galán, son algunas de las palabras que describen al murciano llamado de nacimiento Paskual Kantero. Su show estuvo plagado de momentos, con un comienzo más intimista acompañado de guitarra y trompeta, para que suenen los temas “Sendero” y “Vive en mi”, y en este último las frases eran terminadas por el público. Ese sería el preámbulo de una bella noche lluviosa, que contó previamente con la presencia de Chipi Chipi, quien brindo un breve pero íntimo show.

El resto de la banda se subió para “Canto Pal que”, y “No me quieras mal”, canciones que mezclan algo de reggae, bastante de jazz, con una pizca de rap y muchas guitarras flamencas. Llegaría el turno de las invitadas, la primera de ellas, la dulce Sofia Viola, con quien interpretaría una desgarradora y por momentos un poco improvisada versión de “Por el viejo camino”, que incluyó bombo legüero y todo. Más tarde se subirá al escenario Lola de Perotá Chingó para cantar “Semilla”, una de esas canciones que funcionan por si solas, y si bien sufrieron un pequeño percance con uno de los micròfonos mientras la interpretaban, supieron hacer gala de su profesionalismo, transformando la canción y la situación en una anécdota feliz.

El momento más íntimo de la noche se lo llevaría una versión con guitarra a cuestas de “Los ejes de mi carreta” de Atahualpa Yupanqui, seguida de “Gallos”, canción con claras metáforas políticas, donde Paskual aprovechó para hablar de una nueva búsqueda de independencia y el publico le respondió con el nuevo cántico de cancha MMLPQTP.

Un poco de calor, palmas y ritmo para “Lejos de la ciudad” y la última antes de los bises, “Carretera”. El telón se cierra y Paskual sale e improvisa, sin la necesidad siquiera de un micrófono, una versión a capella de “Volver”, que el público tarda en reconocer, pero que acompaña en su estribillo. Para el cierre la bella “claridad” y la canción que da nombre a su nuevo material “La mano en el fuego”.

Muerdo volvió, colmó Niceto muy merecidamente, en un show que se sacudió por todas sus facetas musicales. Está demostrado que el poder de una buena melodía acompañada de una poesía amable pero arriesgada, interpretada por el correcto trovador nunca pueden fallar. Eso es Muerdo.

TODAS LAS FOTOS