Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

La Cumparsita Rock 72

La Cumparsita: Si no están, se siente el silencio

Cronista: Maii Kisz | Fotos: Cynthia Ascani

20 de Octubre, 2018

La Cumparsita: Si no están, se siente el silencio

La banda platense se presentó por primera vez en Vorterix para hacer 21 canciones que recorrieron sus 17 años de trayectoria.

El telón seguía cerrado cuando comenzaron a sonar los acordes iniciales de lo que luego sería "Años violentos". La primera imágen fue contundente: una tormenta de luces blancas titilando y los músicos, devenidos en sombras por el efecto lumínico, haciendo frente a un local todavía desconocido. El show, que fue anunciado como una noche más para seguir presentando Máquina De Sentimientos Contra El Viento (2016), se convirtió finalmente en un repaso de los tres discos que la banda lleva editados.

El inicio del recital se retrasó porque, según afirmó Emiliano "Fino" Santillán, cantante de La Cumparsita, todavía faltaban llegar algunos micros que traían gente desde La Plata, ciudad que vio nacer y crecer a la banda. "Quiero agradecer porque estamos pasando un momento muy difícil social y económicamente. Sé que hacen un gran esfuerzo para pagar los micros, las entradas y venir hasta acá", expresó el artista. El “Fino” había arrancado el recital con una campera emparchada con diseño stone, guiño obvio a una de las influencias de la banda, pero unos temas más tarde se su sumó al vestuario elegido por la mitad de los integrantes: remeras con el logo de la banda y jeans.

En el escenario el cantante bailaba y se movía con comodidad entre sus compañeros. La numerosa banda se completó con Agustín Sacconi, al mando de una batería tuneada con la escritura del número característico de la banda (72), quien estaba acomodado sobre una pequeña tarima al lado de Diego Alba y la percusión. Emanuel Rodríguez no sólo fue presentado como el tecladista de la noche, sino también como autor de “Los locos”. El saxo estuvo a cargo de Juan Ardohain y las cuerdas en manos de Enuel Gómez, Juan Candau (guitarras) y Adriel Ludueña (bajo). Un punto aparte fue la armónica, de la cual se adueñó Federico Viña logrando varios momentos de acertado protagonismo en canciones como "Sólo en una noche".

Mientras, abajo del escenario: pogo, canto y abrazos. Si algún ingrediente faltaba para que sea una fiesta eran los globos de colores que llegaron en el tercer tema y se quedaron hasta el final mezclándose con remeras que se extendían para ser leídas por el “Fino” y pañuelos verdes izados desde el público. El símbolo de la lucha por el aborto legal también estuvo presente en el escenario para el final del show.

72 no sólo fue el número que se leyó en la batería, sino que también es la cifra insignia de la banda que, mediante un guiño numérico, recuerda las calles platenses. Y, si el barrio te pide de rodillas no ser abandonado”, por lo que resultaba necesario que la lista- que se acortó a 21 temas porque había que dejar el espacio-, incluya otros dos remitentes a las raíces barriales de La Cumparsita: "La 72" y "Circunvalación". "La negra matonga" llegó casi al final del recital con María, una bailarina vestida de dorado que se encargó de ir "marcándole ritmo a este tema".

El crecimiento de La Cumparsita resulta notable, así como también la fidelidad de su gente que los sigue desde La Plata. Las raíces son fuertes y eso les da seguridad para poder adentrarse en nuevos espacios. Las canciones de la noche, con letras arraigadas al barrio y ritmos que variaron entre rock, murga y reggae (shakers incluidos en algunos temas), lograron que el público presente en Vorterix disfrute con el sonido festivo característico del rock 72.


 

TODAS LAS FOTOS